“Japón es un país que engancha por su potencial económico”

Hablamos con Mario Tamargo Niebla, un estudiante vallisoletano de Comercio que ha tenido la suerte de conocer muy de cerca la cultura japonesa gracias a la beca del Programa MIRAI

FuenteCristina Álvarez Vallejo
Mario Tamargo Niebla en Japón. Fotografía cedida a NoticiasCyL
loading...

Diez días en Japón, una experiencia que Mario no olvidará jamás. Este estudiante vallisoletano del Grado de Comercio ha recibido la beca del programa MIRAI por su magnífico expediente académico y por su buen nivel de inglés.

Desde NoticiasCyL hemos hablado con Mario Tamargo Niebla para que nos cuente que su aventura en el país asiático y sus planes de futuro con respecto a la economía e idiomas.

Pregunta: ¿Cómo conseguiste la beca del programa MIRAI?

Respuesta: El año pasado cuando estaba en tercero de carrera, el profesor Óscar Ramos de la asignatura Comercio Exterior nos informó sobre este programa. Los requisitos que necesitaban los candidatos eran un buen expediente y un buen nivel de inglés. Lo primero que hice fue sacar la mejor nota posible en su asignatura y conseguiré la matrícula. Después de mostrarle mi interés hacia la iniciativa, me propuso como candidato para realizar el proceso de selección en la Embajada.

P: ¿Cómo fue ese proceso de selección?

R: Tuve que realizar varios formularios y me realizaron una entrevista telefónica en inglés y en castellano. Las cuestiones que me plantearon se centraban en cómo iba yo a reportar el feedback a Japón, qué me interesaba del país y de la beca.

P: La beca consiste en un viaje a Japón de 10 días, cuéntame la experiencia…

R: Fuimos tres españoles de 39 estudiantes internacionales. El programa nos dividía en varios sectores y en mi caso pertenecía a economía. Durante la estancia en Japón realizamos varios planes. Tuvimos cenas, reuniones grupales, actos de bienvenida en el Ministerio de Asuntos Exteriores con conferencias y planes turísticos por Tokio y otras ciudades. Nos dividieron en grupos pequeños de trabajo. En mi caso trabajé con estudiantes de Suiza, Italia, Rumanía, Reino Unido, Polonia y de Moldavia.

Mario ha conseguido una beca del Programa MIRAI. Fotografía cedida a NoticiasCyL

P: ¿Qué temas os planteaban en las conferencias y actos?

R: Uno de los temas principales era el nivel macroeconómico de Japón y las relaciones con la Unión Europea. También tuvimos encuentros y visitas con alumnos de una universidad japonesa de Jesuitas. Ellos eran nuestros guías. Otra de las charlas se  centraba en la fuerza laboral de Japón y el papel de la mujer. Se planteaban debates para contrastar la situación de nuestro país con la de ellos.

P: ¿Qué diferencias te llamaron más la atención?

R: En Japón hay una figura muy característica en el mundo empresarial “salaryman” que consiste en que un empleado está toda su vida en una misma empresa que la considera como su familia. En la sociedad japonesa está mal visto cambiar de trabajo varias veces. Desde mi punto de vista, eso perjudica a la productividad y a la motivación del trabajador porque sabe que siempre va a tener ese trabajo. Otra cosa que me llamó la atención en el mundo laboral japonés es que la gente no ejerce un trabajo relacionado con sus estudios.

P: ¿Dónde os alojabais en Japón?

R: Casi todos los días en hoteles. Pero un día lo pasamos con una familia japonesa. Además, es muy difícil que un extranjero entre en una casa de japoneses y conocer su modo de vida. Personalmente, la familia con la que conviví era muy tradicional y se podía ver también por la decoración y arquitectura de su casa. Pude conocer el día a día de la familia y la mujer trabajaba en una asociación de personas con problemas mentales. La familia hablaba mejor español que inglés porque la madre había vivido en Bolivia.

Familia con la que vivñia Mario. Fotografía cedida a NoticiasCyL

P: ¿Tu interés hacia Japón comenzó con esta iniciativa?

R: La cultural oriental siempre te engancha mucho. Anteriormente no había tenido contacto con Japón ni con Asia, la asignatura de Comercio Exterior empezó a despertar mi interés hacia Asia. Japón es un país que engancha y en Asia es la región del mundo que más está creciendo. En el resto de países parece que estamos estancados y que no crecemos. Además, que el nivel de vida en Japón es muy alto. Con respecto al idioma, el japonés te abre muchas puertas.

P: ¿Quieres aprender japonés?

R: Ahora mismo no tengo ni idea de japonés, pero me lo he marcado como objetivo. En la facultad de Comercio tenemos un centro de estudios asiáticos y lo tengo a la mano.

P: Para terminar la carrera vas a realizar tu Trabajo de Fin de Grado sobre Japón, ¿qué tema vas a tratar?

R: Me voy a centrar en un sistema de distribución japonés denominado Konbinni. Este sistema está triunfando allí y consiste en un conjunto de tiendas pequeñas entre 80 y 100 metros cuadrados. Su gama es muy amplia y abarcan tecnología, menaje, droguería, comida fresca, etc. Estando allí me he dado cuenta que en cada manzana hay una tienda de este tipo. Además, a través de compras en una aplicación, el vendedor dejaba su producto en un Konbinni y una empresa se encargaba de llevar el paquete a su destinatario. Me parece un sistema muy interesante y voy a estudiar cómo funciona el modelo competitivo para visualizar el mecanismo para exportarlo a España. Además, funcionan como un  auto servicio. Los japoneses son gente muy honesta y en este tipo de tiendas, ellos dicen lo que van a comprar y se van de la tienda. Esto quizá en otros países no se podría llevar a cabo.

Fotografía cedida a NoticiasCyL

P: Finalmente, tienes algún plan de futuro relacionado con Japón o Asia…

R: De momento no, simplemente mi idea es hacer un máster de Comercio Exterior o Relaciones Internacionales. Todavía tengo algo de tiempo para decidirme, pero uno de mis planes de futuro es conseguir una beca del ICEX. Estas becas consisten en una formación de dos años, el primero con un máster y el segundo trabajando en una embajada o una empresa internacional.

No hay comentarios