Llega el frío y las infecciones respiratorias: como evitarlas y combatirlas

El frío y las temperaturas bajas acechan y como no queremos que te cojas uno de esos odiosos constipados, te traemos algunos trucos y consejos para no estar unos cuantos días convaleciente en la cama.

La gripe acecha. Fotografía: Europa Press.

Estamos en la época del otoño más peligrosa, con el frío entrando de verdad y con el invierno acechando. En esta época del año resulta fácil contraer algún tipo de infección respiratoria, de esas que todos conocemos y que vienen acompañadas por tos, mocos e incluso unos cuantos días de cama.

De entre todas estas infecciones podemos distinguir de dos tipos, las que afectan a las vías respiratorias altas como la garganta o la nariz y las que lo hacen a los pulmones, siendo estas últimas las más peligrosas y graves.

La neumonía es la más común de entre las que atacan a los pulmones mientras que de entre las que afectan a las vías respiratorias se conoce el resfriado y la rinosinusitis.

Resfriado: es el más común y, probablemente el más habitual con síntomas que todos conocemos como la tos, los mocos, los estornudos, la congestión nasal, la fiebre y el malestar general.

Rinosinusitis: puede confundirse con un resfriado pero esta acaba siendo una infección de la mucosa nasal que provoca una gran congestión aderezada de fiebre y dolor en la cara. Hay que ir al médico y apoyarse en medicación.

Faringitis: Es muy común y está caracterizada por el dolor de garganta. Una faringitis con mucha fiebre puede ser bacteriana y se conocen tradicionalmente como ‘placas’.

En cuanto al tratamiento, si las infecciones son víricas no utilizaremos antibióticos ya que estos solo son efectivos cuando hablamos de infecciones bacterianas y no debemos automedicarnos.

Si hablamos de una infección vírica tomaremos los medicamentos para aliviar los síntomas siendo recomendable el uso de ibuprofeno y paracetamol si vemos que sube la fiebre y el dolo, aunque si tenemos una gran congestión de mocos y tos también podemos usar un antigripal.

Estas enfermedades son difíciles de prevenir ya que se puede transmitir por las manos al taparnos la boca al toser o sonarnos los mocos y también por las gotas de saliva que expulsan las personas al toser o estornudar.

Los consejos que se pueden dar para evitar estas infecciones respiratorias son sencillos y pasan por una buena higiene, lavándonos correctamente las manos y evitando el contacto directo con los infectados, ir bien abrigados y estar bien alimentados manteniendo un cuerpo sano para evitar caer enfermos.

No hay comentarios