Roberto y su cocina divertida pasan de MasterChef fijándose en Arguiñano

NoticiasCyL se desplaza hasta Arroyo de la Encomienda para charlar con Roberto del Rey Prieto, creador de ‘La Cocina Divertida’, un blog de recetas que crece día a día y que está a punto de alcanzar el millón de visitas en estos seis años que tiene de vida. Este vallisoletano sueña ahora con dar un paso más y realizar un podcast mensual, a añadir a su dominio, hablando de los entresijos de este mundo tan peculiar, atractivo y trabajoso como es el de la cocina.

“Somos mucho más de lo que comemos, pero podemos hacer que lo que comamos nos ayude a ser mucho más de lo que somos”, acertó a decir Adelle Davis, autora y nutricionista estadounidense, en una cita que nos viene al pelo para presentar a nuestro protagonista.

Roberto del Rey Prieto es un vallisoletano de 42 primaveras, fisioterapeuta de profesión, que creó hace seis años el blog ‘La Cocina Divertida’, precisamente para eso, para divertirse, con su hobby principal, la cocina (dejando a un lado el otro, la comunicación social), pero desmarcándose perfectamente de los profesionales, y añadiendo su toque creativo.

Con la  pierna vendada, este ‘cocinillas’, que no cocinero, como le gusta matizar, nos recibe para elaborar unas galletas tradicionales, de esas que hacía su abuela en Herrín de Campos con una máquina de chorizo, por eso se llamaban galletas de máquina, a base de manteca, azúcar, harina y esa nata que se obtenía de la buena y verdadera leche de vaca. El resultado es espectacular (se lo dice el que les escribe que acabó probándolas) y la receta ya está disponible en ‘La Cocina Divertida’.

De un hobby a una valiosa idea

“Me defino como una persona sociable que intenta, por su manera de ser, eliminar las cosas negativas. Mi cerebro las aparta y se centra en las positivas. Eso no quiere decir que las olvide pero intento hacer las cosas bien, lo veo más sencillo que intentar buscarle tres pies al gato”, nos cuenta nuestro protagonista, definiéndose.

‘La Cocina Divertida’ nació en el año 2012 por el gusto de Roberto en cocinar, el hobby en el que “más tiempo invierte”, como nos cuenta y que fue creado un poco como contenedor para guardar todas las recetas en esa nube inmensa llamada Internet.

Este vallisoletano nos habla de la importancia de su madre a la hora de poner en pie su blog, ya que esta les decía tanto a él como a su hermano que “si sabían cocinar iban a vivir más felices” y rápido cogieron el testigo para convertirse en unos auténticos ‘cocinillas’.

Pero decimos ‘cocinillas’ y no cocineros ya que nuestro entrevistado no pretendde entrometerse en la profesión y asegura que “no quiere enseñar a cocinar a nadie” sino que publica sus recetas por mera “diversión” y añade además que la cocina “no es cosa de hombres o mujeres sino de personas”.

Influencia de los grandes

“La influencia de programas como Masterchef ha sido nula. La idea es previa a este tipo de concursos. Me he fijado más en programas de cocina que en realities”, afirma y nos confiesa que “Arguiñano ha tenido más influencia” pero también otros cocineros de la talla de Juan Mari Arzak, Ferrán Adriá o Martín Berasategui.

En cuanto al ritual a la hora de elaborar las recetas para subirlas a su web, lleva en la actualidad aproximadamente 250, nos confiesa que “la preparación es fundamental para cocinar” y también que “tiene que estar muy pendiente a la hora de hacer las fotos para su portal” porque “en ocasiones se ha dado cuenta de que faltaba la instantánea de varios pasos y le ha tocado repetirla”.

La idea que tengo es la de publicar una receta a la semana pero el año tiene 52 semanas y me cuesta completar las 52 recetas. Aproximadamente subo alguna más de 40 al año. Tampoco me obligo o me agobio. Al final acaba siendo un hobby y si una semana no publico ninguna no pasa nada. Siempre, eso sí, sin que pase mucho tiempo porque un blog lo tienes que estar llenando de contenidos con frecuencia”, añade.

Lo que más le gusta cocinar son los postres (lo más técnico) aunque nos susurra que “no es especialmente goloso” y asevera que “hay alguno que hace y no lo prueba”. También relata su tozudez a la hora de repetir esos postres una y otra vez hasta que salen perfectos.

Una manera de disfrutar y una idea interesante

Pese a la abundancia de este tipo de blogs, ‘La Cocina Divertida’ podría “llegar al millón de visitas al final de 2018 o al inicio de 2019”, en un resultado con el que nuestro entrevistado “está muy contento” y confiesa, con una sonrisa en la boca, que solo “por el hecho de que alguna persona entre en su web a diario ya merece la pena” el trabajo.

Roberto ensalza la importancia del feedback, esa retroalimentación entre su labor y la opinión del público y nos cuenta además que las redes sociales como Facebook o Instagram, donde está incluida ‘La Cocina Divertida’, ayudan y mucho a la hora de difundir su trabajo.

Este ‘cocinillas’ nos presenta, en exclusiva, el que será su nuevo proyecto, un “podcast en el que la idea fundamental es hablar de cocina con profesionales”, para lo que ha pedido la ayuda a la Asociación de Hostelería de Valladolid.

Seguro que esta nueva idea acaba siendo todo un éxito como la de ‘La Cocina Divertida’ que gana adeptos cada día.

No hay comentarios