Un caso peliagudo con perro muerto y menor como protagonistas

Calles de Santovenia de Pisuerga.

La Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León ha iniciado una investigación sobre el caso de la menor que convivió durante tres meses con el cadáver de un perro al que habían matado sus padres y dejado en la cocina de su vivienda en la localidad vallisoletana de Santovenia de Pisuerga.

Según han indicado fuentes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, una vez que se ha recibido comunicación del Ministerio Fiscal en la Gerencia Territorial de Valladolid, sus profesionales han iniciado este mismo jueves una investigación sobre el caso en relación con la situación de la niña, en coordinación con Fiscalia y con los Servicios Sociales de la Diputación de Valladolid.

De acuerdo con estas mismas fuentes, en función de esa investigación se adoptaran las medidas que los profesionales consideren mas adecuadas en intereses de la niña.

Previamente, la consejera, Alicia García, ya indicó ante los medios de comunicación que los Servicios Sociales de la Junta actuarían en función de lo que determinara la Fiscalía de Menores.

No hay comentarios