La Molinera busca la financiación popular para autoabastecerse energéticamente

El Centro Social que ocupa el antiguo hotel Marqués de la Ensenada espera lograr 6.000 euros a través del micromecenazgo para instalar un sistema de fotovoltaico autónomo

FuenteIsaac Barrientos

El Centro Social La Molinera continúa con su crecimiento y avanzando en el proyecto de ocupación del antiguo Hotel Marqués de la Ensenada, en el edificio originario de la fábrica de harinas la Perla. Después de dos meses intensos de trabajo de limpieza y acondicionamiento de gran parte del inmueble, los impulsores de La Molinera buscan ahora dar un paso más con la energía eléctrica.

«No hay salidas individuales para el sistema social instalado que denunciamos, este es un proyecto socio-político y cultural que busca soluciones políticas, como con la soberanía energética, porque no creemos en las lógicas del mercado que tiene por único objetivo generar beneficios económicos», ha explicado uno de los integrantes del Centro Social, Javier Lázaro.

Por ello, el planteamiento de La Molinera es el autoabastecimiento energético a través de un sistema fotovoltaico autónomo que permita al edificio tener su propia energía. «El planteamiento también es ecológico, no queremos consumir más de lo que podemos llegar a producir«, ha añadido Lázaro, que ha puntualizado que para instalar este sistema necesitan «6.000 euros que queremos financiar a través del micromecenazgo, con las aportaciones solidarias de la ciudadanía».

Agua

El abastecimiento de agua ya será otro problema. «Por el momento nos abastecemos de agua de las fuentes públicas, aún no está solventado el suministro continúo, es algo que afrontaremos próximamente», han puntualizado desde La Molinera.

Lázaro se ha mostrado optimista respecto al futuro del espacio ocupado, «somos muy optimistas en poder permanecer y seguir adelante, trabajando aquí, creemos que es un buen camino el que hemos emprendido».

Futuras actividades

Otra de las integrantes de La Molinera, Carolina González, ha detallado que el objetivo es que «aunque aún queda mucho por limpiar y acondicionar, el objetivo es abrir el espacio el 30 de agosto, para que en las Fiestas de Valladolid podamos tener actividades lúdicas y culturales».

El objetivo a corto plazo es que el Centro Social tenga apertura y actividad diaria, «vamos despacio porque vamos lejos», ha recordado González.

No hay comentarios