El clamor multitudinario que mantiene el pulso contra La Manada

Miles de personas vuelven a salir a la calle para protestar contra la libertad provisional de los cinco condenados

FuenteEuropa Press
Manifestación en Valladolid contra la libertad provisional de La Manada (foto: Europa Press).

Miles de personas han vuelto a tomar las calles de Valladolid para clamar contra la decisión de la Audiencia Provincial de Navarra de dejar en libertad provisional, con una fianza de 6.000 euros, a los integrantes de ‘La Manada’ y para exigir la reforma del Código Penal y unas penas más duras porque las leyes sobre violencia sexual en España «dejan mucho que desear».

Las concentraciones se han desarrollado en todas las capitales de provincia convocadas por la Coordinadora de mujeres y con lemas como ‘Contra la Justicia Patriarcal’, ‘Terrorismo consentido por la Justicia’ y ‘Mujeres a la calle violadores a prisión’, entre otros.

La protesta ha comenzado en Fuente Dorada para, posteriormente, dirigirse a los juzgados donde miembros de la Coordinadora de mujeres han leído un manifiesto en el que han expresado su rechazo a una última decisión judicial que «naide entiende», que vuelve a «desproteger» a la víctima y que «ha obligado a la mujer» a salir a la calle para «luchar por nuestros derechos».

Así lo ha señalado, en declaraciones a Europa Press, una de las integrantes de la permanente de la plataforma en Valladolid, Yoana González que ha pedido a los jueces «perspectiva de género» para que las condenas comiencen a ser «reales», al tiempo que ha insistido en la necesidad de reformar el Código Penal y «endurecer las penas».

González considera que el mensaje que está mandando la Audiencia Provincial a las mujeres, a pocos días de que comiencen los San Fermines, es que «nos quedemos en casa» para que estos «violadores» puedan andar por las calles «con total impunidad».

En este punto, ha lamentado que España sea «el hazmereír» de Europa porque las leyes sobre violencia sexual «dejan mucho que desear» y ha avisado que si políticos y jueces no «toman cartas en el asunto» serán las mujeres las que «les obliguen» desde la calle a «hacerlo».

El manifiesto denuncia que la sentencia lanza un mensaje de «impunidad a los machistas» y reclama una «limpieza de jueces con mentalidad medieval», al tiempo que lanzan un aviso a los violadores para que sepan que las mujeres «no están solas».

No hay comentarios