La dueña de viajes Vibolid llega a Valladolid para el juicio

Comenzará el lunes

Imagen de archivo.

La que fuera propietaria de Viajes Vibolidad, J.M.A.H, se encuentra desde este jueves en el Centro Penitenciario de Valladolid, a la espera del juicio que este próximo lunes, 21 de mayo, dará comienzo en la Audiencia Provincial contra su persona por delito continuado de apropiación inndebida del dinero que cerca de medio centenar de clientes le entregaron para la contratación de sus vuelos.

La encausada, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas, ha sido trasladada este mismo jueves desde la prisión de Soto del Real, en la que se encontraba, a fin de ponerla a disposición de la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial, que será la encargada de enjuiciarla a partir de la semana próxima.

La prófuga de la Justicia fue detenida a primeros del pasado mes de marzo en Polonia, país al que se fugó de España en 2017.

A partir de entonces, gracias a la primera euroorden impulsada por la Audiencia de Valladolid, la dueña de Viajes Vibolid fue extraditada a España e internada primero en la cárcel de Alcalá Meco, en Madrid, desde la que luego pasó a Soto del Real y ahora al penal vallisoletano, ya a la espera de juicio.

El juicio por estos hechos tenía que haberse celebrado el 25 de abril del pasado año, si bien tuvo que suspenderse ante la incomparecencia de la procesada, que, además, había pactado previamente la condena pero que una semana antes de la vista desapareció sin dejar rastro, lo que provocó la indignación no sólo de su propia defensora sino de las acusaciones particulares.

La Audiencia de Valladolid podrá juzgar de este modo a la acusada en mayo de un presunto delito continuado de apropiación indebida sobre un total de cuarenta clientes que a lo largo de 2014 desembolsaron cantidades que en su conjunto suman más de 83.000 euros para que les gestionara la compra de billetes, reservas de hotel y otros servicios en distintas partes del mundo, sin que la encausada formalizara dichas operaciones.

Con carácter provisional, el Ministerio Fiscal solicita para ella una pena de seis años de cárcel y multa de 4.320 euros, junto con el pago, en concepto de responsabilidad civil, de indemnizaciones que suman un total de 82.471 euros.

La acusación particular elevará la petición

Los clientes afectados se encuentran representados por dos acusaciones particulares, una, que solicita cuatro años de cárcel, en representación de una víctima y la otra, que pedía cuatro y medio, como portavoz del resto.

Sin embargo, esta última, en declaraciones a Europa Press, ha anunciado su propósito de elevar su petición de condena para sumarse a los seis años de prisión interesados por el fiscal.

La que fuera titular de Vibolid fue detenida en agosto de 2014, a raíz de las numerosas denuncias recibidas contra su persona–el número de perjudicados se eleva a cuarenta–en las que se ponía de manifiesto que a lo largo de ese año había recibido distintas cantidades de clientes por contratar y reservar paquetes de vacaciones a China, Malta, Paraguay, República Dominicana, EE.UU, Marruecos, Filipinas, Venezuela y otros destinos en España, con billetes de vuelo, reserva de hoteles y otros servicios, que, como así pudieron comprobar más tarde los afectados, nunca llegaron a formalizarse.

Algunos de ellos se percataron de lo ocurrido tiempo después de contratar sus servicios cuando acudieron a la agencia, entonces situada en el número 170 del Paseo de Zorrilla, y se encontraron con la oficina cerrada. Otros descubrieron que las reservas y contratos realizados por con la agencia habían quedado anulados por falta de pagos, por lo que no podían disponer de los servicios contratados.

Incluso, se dio el caso de una clienta, M.G, que el 30 de julio de ese año se personó en el aeropuerto de Barajas, dispuesta a tomar un vuelo a Buenos Aires, y le indicaron entonces allí que su reserva estaba cancelada.

La afectada contactó con la acusada para pedirle explicaciones y ésta se comprometió a solucionarlo lo antes posible y le sugirió que se hospedase en Madrid hasta la resolución del problema, ya que la agencia se haría cargo de todos los gastos. Finalmente, tras varios días hospedada, y al no tener noticias de la agencia, la mujer tuvo que regresar a Valladolid y pagar todos los gastos, por lo que fue perjudicada doblemente, de ahí que reclame ahora 2.069 euros.

Menores con billetes solo de ida

También se dio el caso que otro cliente, Alejandro F.P, que contrató con la agencia Vibolid seis billetes de avión a la República Dominicana con distintas fechas. Dos menores volaron con normalidad a su destino el 27 de junio, pero cuando el denunciante se personó el 5 de agosto en el aeropuerto de Madrid-Barajas para facturar, descubrió atónito que tenía en su poder reservas y no billetes, por lo que no podía viajar, e incluso le advirtieron de que los menores –sus hijos– habían volado con billetes de ida, pero que no tenían los de vuelta.

Otros como Laura Isabel M. y Daniel R.G habían encargado un viaje a Malta entre los días 9 y 14 de agosto. Una vez allí, la pareja tuvo que buscarse hotel y pagar 350 euros porque la acusada había comprado los billetes pero no había gestionado alojamiento, mientras que en otro caso seis personas vieron frustrado su viaje a EuroDisney que tenían previsto efectuar, y un padre y su hija, que se disponían a viajar a Santo Domingo, también fueron informados en pleno aeropuerto de que no contaban con billetes.

Se da la circunstancia de que la procesada ya ocupó el banquillo, por hechos similares, en 2012, cuando entonces fue condenada a un año y medio de prisión por sentencia del Juzgado de lo Penal número 3 de Valladolid, posteriormente ratificada por la Audiencia de Valladolid.

No hay comentarios