Cinco motivos de peso para visitar Valladolid sí o sí

FuenteAlvar Salvador
Palacio de Pimentel, Ríos de Luz, Valladolid
Los viandantes caminan cerca del Palacio de Pimentel
loading...

Su gastronomía, la magia de sus pueblos, el ocio o el valor tanto cultural como histórico son solo alguno de los encantos de la capital del Pisuerga.

Por su gastronomía y enoturismo

La capital del Pisuerga es una de las ciudades en las que las tapas son las protagonistas. No en vano, este año se ha celebrado aquí el Concurso Nacional y el Internacional de pinchos, con la presencia del televisivo Alberto Chicote y otros muchos amantes de la cocina que convirtieron la ciudad en un plato gigante que desprendía su mejor aroma.

En cualquier lugar de la ciudad puedes disfrutar de un buen bar o restaurante donde gozar de una gran variedad de platos que has de conocer y probar. Las diferentes legumbres de Tierra de Campos, el lechazo y otros muchos productos típicos.

El vino es otro de los atractivos más destacados de la capital del Pisuerga, con un turismo enológico muy bien valorada con cinco Denominaciones de Origen: Ribera de Duero, Cigales, Rueda, Toro y Tierras de León. Un lugar mágico para los amantes del vino.

La magia de sus pueblos

No solo la capital es mágica. Valladolid es una provincia que alberga una red de municipios bellos y con una cultura y tradiciones dignas de ser conocidas. Además de la historia de los mismos, la red de castillos es única.

Medina del Campo o Torrelobatón son dos de las muestras más claras de la belleza de estos castillos. También merece la pena resaltar el valor de la Semana Santa de Medina de Rioseco, o hablando de vino, el inmenso valor de Cigales. Disfruta no solo de la capital, también de sus interesantes pueblos.

Una ciudad para disfrutar de su cultura

José Zorrilla, Miguel de Cervantes, Rosa Chacel, son muchos los autores de relevancia que tejieron la red de su vida en Valladolid. Por ello, desde el Consistorio ponen en marcha diferentes rutas teatralizadas o visitas guiadas que enamoran a todos los que las realizan.

La Ruta de Ríos de Luz, la del Hereje de Miguel Delibes, son solo algunas de las que puedes llevar a cabo para empaparte de la cultura de la ciudad y gozar con templos como San Pablo o la Antigua para tomar una instantánea que recordar durante toda la vida.

El ocio y las compras también tienen cabida

Valladolid tiene, además un amplio abanico de posibilidades en lo que al ocio se refiere, con parques para los más pequeños, teatros y diferentes museos, además de varias zonas de fiesta para disfrutar tanto del ocio familiar como del nocturno con un refresco en buena compañía.

También cuenta con muchas tiendas en una red comercial en la que puedes encontrar tiendas de lo más sofisticadas y con los productos de más alta gama en el centro de la ciudad, hasta diversas tiendas en barrios y periferia, en grandes centros comerciales, en los que disfrutar de una buena tarde.

Una ciudad histórica

Valladolid es una ciudad histórica. No en vano fue capital de la Corte entre el 11 de enero de 1601 y el 4 de marzo de 1606 con el Imperio de Felipe III, y tiene cientos de anécdotas para el recuerdo que hacen que sea un sitio muy requerido por estos historiadores.

Los diferentes palacios, castillos y edificios de la ciudad nos permiten transportarnos y darnos un bonito paseo por la historia de la capital del Pisuerga. La séptima provincia con un mayor patrimonio histórico de España es un lugar mágico para visitar y beber de toda su cultura e historia. No dudes en visitar Valladolid.

No hay comentarios

Dejar respuesta