Condenado a prisión el dueño del Midas por traficar con cocaína

Cuatro años y medio de cárcel.

FuenteEuropa Press
Imagen del dueño del bar Midas en la Audiencia de Valladolid. Fotografía: Europa Press.
loading...

La Audiencia de Valladolid ha condenado a cuatro años y medio de prisión, frente a los ocho solicitados por el Ministerio Fiscal, al propietario del bar ‘Midas’, el dominicano Manuel Alberto E.C, alias ‘La Coneja’ o ‘Culo Seco’, en cuyo local la policía halló en 2016 un total de 35 gramos de cocaína ocultos dentro de una cafetera antigua.

La sentencia de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Provincial, a la que tuvo acceso Europa Press en fuentes jurídicas, considera al hostelero autor de un delito de tráfico de drogas agravado con motivo de llevarse a cabo en establecimiento público y, junto con la referida pena privativa de libertad, le impone una multa de 4.000 euros, condena que la defensa ya ha anunciado que será recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Casualmente, el ahora condenado fue absuelto la pasada semana por este mismo tribunal de otro delito de tráfico de drogas del que había sido acusado por hechos ocurridos en 2015 y por el que la acusación pública solicitaba diez años de prisión.

Menos fortuna ha tenido en la presente causa relativa a una inspección policial realizada el 28 de junio de 2016 en su establecimiento.

Ese día, a raíz de las denuncias anónimas recibidas por el Grupo Octavo de la Policía Nacional de Valladolid, especializado en el tráfico de drogas al ‘menudeo’, efectivos policiales presenciaron cómo un individuo accedió al bar del procesado, sito en la calle Embajadores, a pocos metros de la Comisaría de la calle Gerona, y salió pocos minutos después con evidentes muestras de nerviosismo.

Los agentes optaron por no interceptar al presunto comprador de sustancia y prefirieron entrar en el local e inspeccionar sus instalaciones. En ambos servicios hallaron recortes circulares, en la papelera y en el suelo, alguno con restos de cocaína, y acto seguido, tras la barra del bar, localizaron 35 gramos de la misma sustancia ocultos en una vieja cafetera.

El ahora condenado alegó en el juicio que la mercancía era para su propio consumo, ya que por aquel entonces consumía entre uno y dos gramos diarios. En concreto, el hostelero sostuvo, como se ha visto ahora sin éxito, que la droga se la vendió un cliente que se disponía a viajar a Londres y pretendía deshacerse de ella, ante lo cual Manuel Alberto, como así aseguró, pagó a su proveedor con 480 euros y un par de copas.

El importe de lo desembolsado no concuerda con las estimaciones que la policía hace del valor de la droga, que eleva a 2.000 euros, si bien el hostelero advirtió de que la mercancía era de muy baja calidad.

Se da la circunstancia de que en 2009 ‘La Coneja’ ya fue condenado a una pena de nueve años por tráfico de drogas.

No hay comentarios

Dejar respuesta