El Colectivo Indignado también pide la dimisión del Subdelegado del Gobierno

La polémica por la coincidencia de ambas concentraciones continúa.

Mercedes Pastor del Colectivo Indignado.

El Colectivo Indignado de Valladolid, como convocante de la concentración en protesta por el incumplimiento del compromiso de acogida de las personas refugiados por parte del gobierno español, concentración pacífica que fue interrumpida ayer sábado 30 de septiembre en la plaza Mayor a causa de, según el colectivo, las amenazas, el acoso y los insultos que sufrieron por parte de los asistentes a la concentración en contra del referéndum catalán, ha exigido que se depuren responsabilidades respecto a la decisión que tomó el subdelegado del gobierno de Valladolid, autorizando ambas concentraciones en el mismo lugar y la misma hora sin contar con los medios policiales necesarios para garantizar la seguridad de los asistentes.

El Colectivo indignado asegura que los escasos policías presentes no pudieron evitar el lanzamiento de algunos objetos y ante la presión creciente tuvimos que abandonar la plaza para evitar agresiones más graves o que nos destruyeran el material.

Este colectivo entiende que el subdelegado del gobierno de Valladolid ha incurrido en una grave irresponsabilidad, poniendo en riesgo la seguridad y la integridad física de los asistentes a la convocatoria y además añaden que han impedido de facto la realización de una acción amparada por el derecho de libre expresión y de reunión que el Colectivo Indignado había convocado, preparado y estaba desarrollando con el más absoluto respeto y civismo.

No hay comentarios

Dejar respuesta