Escolares del Colegio Pablo Picasso piden no hacer la reválida

Fapava y AMPA respaldan la decisión de los padres al considerar que no tienen sentido estas pruebas

Mesa informativa en la entrada del Colegio Pablo Picasso (Foto: Europa Press).

Medio centenar de alumnos y alumnas del Colegio de Educación Infantil y Primaria Pablo Ruiz Picasso de Valladolid han pedido por escrito no hacer la reválida de tercer curso de Primaria y han exigido que se respete su decisión, al igual que ha ocurrido en ocasiones anteriores en centros de Segovia y Soria, por ejemplo.

En concreto, en este centro educativo un total de 48 familias de los 72 alumnos que cursan tercero de Primaria han pedido que no se realicen a los alumnos las pruebas, previstas para este miércoles y jueves, 7 y 8 de junio, algo que la asociación de madres y padres ha hecho llegar por escrito a la Dirección del centro, a la Dirección Provincial de Educación y, a través de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Valladolid (Fapava), al consejero de Educación, Fernando Rey.

La asociación de padres ha expresado el apoyo a las familias que decidan abstenerse de hacer esta prueba al estar en desacuerdo con su carácter y su filosofía, así como por considerar que es perjudicial para el alumnado y “totalmente innecesaria” para su desarrollo educativo.

Así lo han expresado en el escrito dirigido a la Dirección Provincial de Educación, en el que han recordado que hay precedentes de abstención en otros centros educativos de Castilla y León, concretamente en Segovia y Soria, sin consecuencias para el alumnado que no la realice, y reclaman que se respete su decisión.

Por su parte, Fapava, en un escrito dirigido a Fernando Rey registrado este mismo lunes en la Junta se recuerda un año más el rechazo a las pruebas de evaluación externa, tanto al de tercero como la de sexto de Primaria, así como a la de fin de etapa de cuarto de ESO, que se implanta este curso.

Sin obligación

Tras recordar que las pruebas sólo tienen un carácter diagnóstico a nivel poblacional, consideran que no pueden ser de obligado cumplimiento para el alumnado, ya que carecen de efectos académicos. La Federación ha reclamado a las autoridades educativas que informen a las familias de forma clara sobre la realización de las pruebas en sus centros y el criterio a seguir con el alumnado cuyas familias manifiesten su oposición a las pruebas, que entienden no puede ser otro que “el de respetar y facilitar la decisión parental”.

Tanto la asociación como la federación consideran que no tiene sentido esta prueba, ya que tiene un carácter externo, pero además han criticado que sólo se tengan en cuenta materias como matemáticas y lengua e incluso con contenidos que es posible que no se hayan llegado a impartir en clase.

Así, han censurado que se obligue a los profesores a adelantar materia, no se tiene en cuenta la diferencia curricular de hasta dos años entre algunos alumnos, no se atienden las necesidades de los alumnos ni se conoce la realidad de los centros. Los padres de alumnos, miembros de la Federación así como de la Plataforma por la Escuela Pública y sindicatos como CCOO o CGT se han reunido a las puertas del centro educativo, donde hace unos días informan a los padres sobre estas pruebas y hoy han vuelto a expresar su rechazo.

No hay comentarios

Dejar respuesta