La Resurrección de Cristo llena de alegría Valladolid en el culmen de su Semana Santa

La Plaza Mayor de Valladolid ha sido un cúmulo de profundos sentimientos cuando se ha producido el esperado encuentro entre la Virgen de la Alegría y el Jesús Resucitado que ha puesto el broche final a la Semana Santa a orillas del Pisuerga

FuenteAlvar Salvador

El tiempo ha respetado en Valladolid y el Domingo de Resurrección ha traído la felicidad supina a la capital del Pisuerga en uno de los momentos más importantes y emotivos de la Semana Santa vallisoletana con una Plaza Mayor, como ya ocurriera el Viernes Santo con el Sermón de las Siete Palabras y la Procesión General, llena hasta la bandera.

Justo frente al Ayuntamiento se ha podido presenciar, a eso de las 13:30 horas del domingo ese encuentro entre la Virgen de la Alegría y el Jesús Resucitado, con ese momento especialmente espectacular de la suelta de palomas y con los más pequeños ojipláticos ante lo que estaban contemplando y con personalidades del panorama religioso vallisoletano también muy atentos.

Antes de que se produjera el emotivo momento, la procesión ha arrancado a eso de las 10:30 horas desde dos puntos distintos de la ciudad. El paso de Nuestro Padre Jesús Resucitado de Ricardo Flecha, secundado por las cofradías de Nuestro Padre Jesús Resucitado, María Santísima de la Alegría y Las Lágrimas de San Pedro ha partido desde la Iglesia de Porta-Caeli.

A la misma hora, y desde la Iglesia de San Benito, lo han hecho los pasos de la Virgen de la Alegría de Miguel Ángel Tapia y el Santo Sepulcro Vacío de Alonso y José de Rozas, del último cuarto del siglo XVIII que han estado acompañados por la Cofradía del Santo Sepulcro y del Santísimo Cristo del Consuelo.

En la catedral se ha producido el primer encuentro entre ambas imágenes a eso de las 11 de la mañana donde Ricardo Blázquez, cardenal arzobispo, ha ofrecido una Misa Solemne cargada de emotividad, con el nuevo nacimiento de Jesús como nexo de unión del discurso antes de impartir una Bendición Papal.

Tras este encuentro, de nuevo la procesión se ha partido en dos. Las Cofradías de María Santísima de la Alegría y Las Lágrimas de San Pedro junto a la de Nuestro Padre Jesús Resucitado han recorrido el centro de Valladolid antes de entrar en la Plaza Mayor por la calle Santiago mientras que la Cofradía del Santo Sepulcro y del Santísimo Cristo del Consuelo lo han hecho por Ferrari.

 

A las 13:30 se ha producido el emotivo encuentro entre ambas tallas en uno de los momentos de pasión más ensalzados en la Semana Santa de Valladolid y ante las palabras de Ricardo Blázquez.

“La esperanza es posible, siempre es posible porque Jesús ha renacido de entre los muertos. Os deseo a todos una feliz fiesta de resurrección”, ha asegurado Blázquez.

El Domingo de Resurrección ha vuelto a poner de relieve la fiesta de la fe cristiana celebrando la vuelta a la vida, tres días después de ser crucificado, de Jesús. Siete días cargados de sentimiento a orillas del Pisuerga que han vivido su momento culmen en la mañana de hoy en pleno epicentro de la ciudad.


No hay comentarios