El ángel que ilumina Peñafiel

El municipio vallisoletano vive uno de sus días más importantes del año con ‘La Bajada del Ángel’, una fiesta declarada Bien de Interés Turístico Nacional

FuenteAlvar Salvador
Bajada del Ángel en Peñafiel (Foto: Diputación de Valladolid).

A falta de unas horas para ‘La Bajada del Ángel’, Peñafiel ya huele a historia y se prepara para uno de los actos más importantes de su historia que es conocido y respetado a lo largo y ancho de todo el mundo.

Amaya Ojosnegros, una joven de solo 8 años, será la protagonista en una jornada histórica que tendrá su punto culmen este domingo a las 12:30 horas.

Una cita con mucha historia

Cuentan que ‘La bajada del Ángel’, también conocida como ‘la fiesta del Ángel’, sobrevive debido a una tradición larga, que podía ser una evolución de los Autos Sacramentales celebrados en la Edad Media para mostrar a los fieles la exaltación de los dogmas fundamentales de la religión católica.

Aunque el origen de ‘La Bajada del Ángel’ se desconoce, los datos más antiguos que tenemos en la actualidad están documentados en el año 1799 y la representación se podría retrotraer a los siglos XVI y XVII que son los años en los que este tipo de representaciones vuelven a resurgir y a adquirir una importancia notable.

La evolución, en cuanto a su organización, también es destacable desde los años sesenta ya que en el pasado era organizada por las cofradías de las parroquias de Peñafiel (San Miguel de Reoyo, Santa María la Mayor y San Salvador de los Escapulados) en la plaza de la respectiva iglesia siguiendo el turno estipulado.  Sin embargo, tras demolerse la iglesia del Salvador, el Ayuntamiento se hizo cargo de la fiesta tomando la Plaza del Coso, lugar en el que se desarrollará este domingo ante la atenta mirada de miles de curiosos.

Bien de Interés Turístico Nacional

La ceremonia comenzará este domingo en la Plaza de España cuando la procesión de la Virgen parta desde la iglesia de Santa María. Llevada en andas por los cofrades y acompañada por las autoridades, mayordomos, Cofradías y la Banda Municipal de Música.

De allí hasta la Plaza del Coso, donde están instalados dos torreones de madera de cinco metros de altura. La imagen de la Virgen se ubica en el centro y de uno de ellos, mediante poleas, sale un globo de cuyo interior huirá un niño vestido con un hábito blanco para revelar a la Virgen María el misterio de la Resurrección.

El estruendo de alegría en forma de aplauso del público será estruendoso mientras se desarrolla el himno nacional en una imponente Plaza del Coso. La fiesta está declarada de Interés Turístico Nacional.

Una experiencia única para Amaya

Amaya Ojosnegros, de solo 8 años de edad, será la protagonista este domingo en Peñafiel. Ella será el ángel que protagonizará la bajada a eso de las 12:30 horas del domingo. Ella, pese a su corta edad, es consciente de la responsabilidad, pero también del privilegio que suponer formar parte de la historia del municipio vallisoletano desde este domingo.

Su rostro anunciará desde el cielo a la Virgen que su hijo ha resucitado en una jornada en la que las calles de Peñafiel se llenarán de vecinos y curiosos que querrán ser testigos de una jornada histórica en la provincia vallisoletana con un hecho histórico y conocido en todo el mundo.

Compartir
Artículo anteriorLa lucha feroz contra una enfermedad rara en Castilla y León
Artículo siguienteAl Pucela le crecen los enanos
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios