La procesión de Caridad supera las inclemencias y cubre Medina de emoción

La amenaza de lluvia no impidió salir a la Cofradía de Jesús Atado a la Columna

FuenteIsaac Barrientos

La Semana Santa es sinónimo de inclemencias meteorológicas, raro es el año en que la amenaza de lluvia, el viento o el frío no buscan su protagonismo para desesperación de los cofrades. Ese escenario se avecinaba en la tarde del Jueves Santo en Medina del Campo, con la intermitente lluvia de los últimos días atenazando a los medinenses.

Sin embargo, la procesión de Caridad ha podido salir y cubrir su recorrido de emoción y sentimiento. La iglesia de Santiago el Real ha sido la localización clave de esta procesión, donde la Banda de Cornetas y Tambores recibe al ‘Cristo de la Agonía’ (Domingo Beltrán, 1565), mientras los cofrades de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna (Domingo Beltrán, 1565) realizan una promesa de silencio ante la talla.

Durante el recorrido, cientos de medinenses y visitantes han contemplado con respeto riguroso el paso del desfile procesional, sin terminar de quitar ojo al oscuro cielo de la noche nublosa.

Esta procesión en sus orígenes desfilaba el Jueves Santo por la mañana y acudía hasta la cárcel, únicamente con la imagen de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, donde se liberaba un preso.

La noche del Jueves Santo en Medina del Campo se culmina con la procesión de la Vera Cruz, una de las más emblemáticas de la villa. Sin embargo, la lluvia ha impedido que salga, suponiendo una decepción especial ya que estaba prevista su retransmisión en Televisión Española.

 

No hay comentarios