El Pregón a caballo reverdece el arraigo de la Pasión en Nava

El característico anuncio de la Semana Santa por las calles de la localidad congrega a numerosos vecinos a su paso

FuenteIsaac Barrientos
Los caballistas ante la iglesia de los Santos Juanes.

Volvía a amenazar con lluvias el cielo gris y la nubosidad densa en la mañana de este Jueves Santo en Nava del Rey. Aún dolía el recuerdo de la suspensión por la lluvia de la procesión del Encuentro en la noche del Miércoles Santo, pero los cuatro caballistas de la Cofradía del Santo Sepulcro no han faltado a su cita, a uno de los momentos más singulares de la Pasión en la localidad.

El Pregón a caballo conecta con la esencia más arraigada de la Semana Santa de Nava, con un espíritu ancestral que se mantiene vigente y reverdece ante el paso del tiempo. En plena vorágine del auge tecnológico, en el mundo de la impaciencia y lo inmediato; el pausado pregón apela al recuerdo de épocas no vividas, al esperar a que la notificación, el anuncio, llegara a la puerta de casa.

Durante más de una hora, los caballistas recorren de punta a punta Nava del Rey, se paran en calles y plazas, ante lugares significativos y siempre con la misión de convocar a los vecinos para rememorar la Pasión de Cristo y acompañar a las cofradías en ritos y procesiones.

Culmina el pregón con la última lectura ante la impresionante iglesia de los Santos Juanes. Allí además se ha sumado, para cerrar el acto, el pregonero de este año en la Semana Santa de Nava del Rey, Alejandro Pino, que se ha dirigido a los vecinos presentes para prolongar y profundizar en ese llamamiento.

Después, las miradas vuelven al cielo, en busca de la clemencia que se ha mantenido durante la mañana, para que respete, al menos, las procesiones de los últimos cuatro días.

Texto íntegro del pregón:

Os convoco, navarreses,
Por medio de este pregón
A rememorar con Cristo
Los ritos de la Pasión

A vivir intensamente
la tarde de Jueves Santo
La ultima cena de Cristo
y su postrero mandato

¡Que os améis unos a otros
como auténticos hermanos!

A recoger su legado
como ultimo testamento
Entregando cuerpo y sangre
como divino elemento

Sobrevenida la noche
tras esta su ultima cena
A recordar el dolor
y amargura de su pena

Os invito a acompañarle
en su ultimo itinerario
al alba del Viernes Santo
en su camino al calvario.

Os convoco, ya en la tarde
a , que con recogimiento
acompañéis silenciosos
su muerte y descendimiento

Y acompañar a María
Patrona de esta ciudad
que en su infinita amargura
se viste de Soledad.

Y el Sábado ya en la noche
con jubilosa emoción
os invito a recordar
su Gloria y Resurrección

Como epílogo os exhorto
a contemplar estos hechos
con ojos de buen cristiano
y de ellos saquéis provecho.

 

No hay comentarios