Una bella pasión por ‘La borriquilla’ en la Semana Santa de Valladolid

NoticiasCyL se desplaza hasta la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz para charlar con Jorge Moreno, cofrade de solo 13 años, a escasas horas de que este joven viva uno de los momentos más emotivos de la Semana de Pasión pucelana en la Procesión de Las Palmas, con ‘La borriquilla’ como protagonista

FuenteAlvar Salvador
Jorge Moreno, delante de la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz

Ya está aquí la Semana Santa de Valladolid. Tiempo de pasión, de recogimiento y de salir a la calle para presenciar las preciosas procesiones que la capital del Pisuerga ofrece, con tallas de un valor incalculable. Uno de los momentos más especiales se vive el Domingo de Ramos, con esa Procesión de las Palmas y ese paso de ‘La Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén’, que saldrá de  la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz a las 12:00 horas.

Del valor incalculable de ‘La borriquilla’ sabe mucho Jorge Moreno, un joven vallisoletano de 13 primaveras, futbolero, que suma ni más ni menos que 12 años como cofrade de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz, la más antigua de las existentes en Valladolid. Además, es monaguillo todos los domingos en la misa de su cofradía.

Toda su vida por una pasión

Ingreso como cofrade en marzo de 2007. Para mí, la Vera Cruz es mi cofradía y es como si fuera mi casa. Además de cofrade soy el monaguillo todos los domingos en la misa”, nos cuenta Jorge, ataviado ya con la indumentaria característica que se enfundará también en un momento muy especial que vivirá el domingo con la ‘Procesión de las Palmas’.

Precisamente, nuestro entrevistado no duda en asegurar que “los primeros recuerdos que guarda de la Semana Santa de Valladolid son en la procesión de ‘La borriquilla del Domingo de Ramos’” cuando  con solo dos años “se quedó dormido en brazos de su padre” en mitad del desfilar de los pasos.

La Semana Santa son días de mucho sentimiento para un gran número de personas en la capital del Pisuerga. Para Jorge, también. El pequeño no duda en asegurar que para él estos son “días de mucha alegría” y además, de “volverse a encontrar con muchos amigos”.

Una procesión única que abre los días de pasión

El Domingo de Ramos es especial. Las palmas invaden Valladolid y dejan una estampa única en una ciudad cuya Semana Santa es de Interés Turístico Internacional. Ahí es nada. A eso de las 12:00 partirá este 14 de abril la Procesión de Las Palmas, con el protagonismo de las secciones infantiles de las distintas cofradías vallisoletanas, desde la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz.

“Ese domingo vamos pronto a la iglesia para la misa de la bendición de las palmas. No me preparo de una manera especial”, añade el vallisoletano, que echa la vista atrás por un momento y vuelve al presente como preludio a la hora de presenciar ese paso de ‘La Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén’, obra del siglo XVI de Francisco Giralte.

Me gusta mucho el momento en el que el paso sale de la iglesia, sobre todo porque lo portan en andas. También disfruto mucho viendo que la gente sale a ver las procesiones. Me cuesta fijarme porque en mis manos llevo el incensario y tengo que estar atento”, añade nuestro entrevistado.

Una semana única a orillas del Pisuerga

Con las obras de la Plaza Mayor ya finalizadas para que los pasos de Gregorio Fernández, Juan de Juni, o Francisco del Rincón, entre otros, procesionen, ya está todo prácticamente listo para que la Semana Santa invada de ese olor a incienso tan característico las calles de la ciudad.

Nuestro joven mira también al cielo, como lo hacen desde muchas cofradías, con el fin de que “haga buen tiempo para que las procesiones no se suspendan” como ocurrió el año pasado con la general del Viernes Santo y para que “todo salga bien”.

Jorge, por último, nos explica que espera continuar “con la ayuda de la virgen” perteneciendo muchos años más como cofrade de la Santa Vera Cruz. Esperemos que así sea para que la gran vela de la pasión de este pequeño no se apague nunca y siga disfrutando, sin importar la edad, con su borriquilla.

No hay comentarios