Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? XVIII

Llega el domingo y, como no podía ser de otra manera, nos vamos de viaje por la provincia de Valladolid para llegar a un municipio con mucha historia, tradición y cultura como es Fresno el Viejo. Con el primer edil de la localidad, Luis Miguel Muñumer, buceamos con todo detalle, por sus calles para conocer toda la magia del lugar

FuenteAlvar Salvador
Iglesia de San Juan Bautista en Fresno el Viejo hace unos años. Fotografía: Ayuntamiento de Fresno el Viejo

La semana pasada, en el XVII capítulo del ‘Caminando por la provincia de Valladolid |  ¿En qué pueblo estamos?’, llegamos hasta Portillo. Con su primer edil, Juan Martín Salamanca, conocimos la importancia de una localidad pucelana conocida por su castillo y también por unos mantecados que quitan el sentido.

En este nuevo número  nos detenemos en Fresno el Viejo. Situado al sur de la provincia de Valladolid, su término municipal limita con las provincias de Ávila y Salamanca y se encuentra a unos 75 kilómetros de la capital. Se puede llegar a través de la autovía A-62 que une Burgos con Portugal cogiendo el desvío de Alaejos o también desde la salida de la A-6 en Medina del Campo, a 30 kilómetros de Fresno.

Pueblo  muy antiguo, de ahí el apellido, de un nombre que proviene de la cantidad de fresnos que existen en la orilla del río Trabancos que cruza un municipio con joyas como la Iglesia de San Juan Bautista o el Museo Etnográfico ‘De Antaño a Hogaño’ en el que se muestran aperos de labranza antiguos.

Conocemos todos los entresijos de una localidad que cuenta en la actualidad con 913 habitantes gracias a un precioso paseo con su alcalde, Luis Miguel Muñumer.

La importancia de Doña Urraca

“El 11 de noviembre de 1116, en el siglo XII, Doña Urraca donó la villa de Fresno a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén. Desde ese momento este municipio comenzó a tener vida propia. Anteriormente era un poblado rodeado de fresnadas entre dos ríos, el Lanzón y el Trabancos”, nos cuenta el alcalde, hablando del origen histórico del lugar.

Ya en el siglo XX aparece en el municipio la industia del mimbre que generaba empleo y riqueza, aunque acabó desapareciendo con la llegada de productos más baratos de China.

Ya en el siglo XXI, el Ayuntamiento de Fresno el Viejo comienza a pensar que el turismo rural puede ser una actividad importante para la dinamización del municipio por lo que se creó el Museo Etnográfico ‘De Antaño a Hogaño’ y se le dotó de una mayor importancia al Complejo Cañada Natural  que cuenta con un aula de la naturaleza, una bodega de plastilina y un mirador natural.

La Iglesia de San Juan Bautista al fondo. Fotografía: Ayuntamiento de Fresno

La Iglesia de San Juan Bautista, Bien de Interés Cultural desde 1931, es una de las más antiguas de estilo mudéjar. Fue edificada entre los siglos XII y XIII destacando la torre cuadrada que se sitúa en la cabecera y los tres ábsides semicirculares. Cuenta con tres naves cubiertas  con bóvedas de cañón apuntado y reforzadas por arcos fajones. Tiene también un sepulcro gótico-mudéjar del siglo XV a un lado de la capilla mayor”, añade Luis Miguel Muñumer, hablando de un auténtico emblema del lugar.

Recreaciones y fiestas, cultura y diversión

“A nuestros recursos patrimoniales unimos actividades turísticas que celebramos a lo largo del año. El Viacrucis Juvenil, en primavera. El Mercado Castellano en verano. La recreación histórica de la Donación de la Villa en otoño y el Belén Viviente en invierno. Estas cuatro recreaciones han servido para crear la iniciativa ‘Fresno el Viejo, un pueblo de recreaciones’”, añade el alcalde.

La Crucifixión en el Viacrucis Juvenil de Fresno.

La unión de esas iniciativas públicas con otras privadas como el Parque Zoológico La Era de las Aves, El Obrador Artesanal «La Tía Melitona», El mesón y las casas rurales: La Cañada, Casita Spa Muiller y la Meditación de Daniela han servido para crear «Fresno el Viejo un nuevo lugar por descubrir», un slogan para disfrutar de un entorno único y privilegiado.

Hablando de las fiestas patronales destaca, por un lado, San Blas. El día 3 de febrero, con un momento muy importante como es el de la bendición de cintas durante la misa. Un día después es la Abuela, con el tradicional baile de la rueda, donde las mujeres, ataviadas con un mantón de manila, hacen una rueda y bailan jotas y bailes típicos.

“Las fiestas que más visitantes reúnen en Fresno son las de San Agustín, del 27 al 31 de agosto, nos visitan más de 5.000 personas. Durante estos días tenemos capeas de toros, cortes, encierros por circuito cerrado y por el campo, bailes con orquestas, disco-movidas, charangas, pasacalles, fuegos artificiales, comidas. Destaco las numerosas peñas existentes en el municipio”, añade Muñumer.

Trancas y puchas

Fresno el Viejo es tierra de grano y cereales, cultivados en calidad y que definen un arte especial en la cocina casera y familiar acompañada de buen pan y buenos caldos. De los platos típicos, entre los que nos podemos encontrar el potaje o el farinato, ensalzamos la Tranca, un plato que se compone de arroz, patatas y bacalao y que es típico de la Semana Santa.

Si ponemos el ojo en los postres de Fresno, además de los bollos de aceite y las pastas, destacamos las Puchas, que se comía el Día de Todos los Santos y que eran conocidas como las natillas “de pobres”.

“En los últimos años, la repostería La tía Melitona ha creado varios dulces típicos entre los que destaco a los melitones o las rosquillas de palo. En cuanto al vino, este municipio se encuentra dentro de la Denominación de Origen Rueda, contando con viñedos pero no existiendo ninguna bodega”, finaliza Luis Miguel Muñumer.

Otro municipio de la provincia de Valladolid único y para disfrutar con todo su valor y encanto.

Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos?

NÚMEROS ANTERIORES: 

Compartir
Artículo anteriorDos médicos de quilates en Valladolid
Artículo siguienteLas Navidades más complicadas de Cayetano Rivera
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios

Dejar respuesta