Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? XIV

Como cada domingo, NoticiasCyL Valladolid tiene una cita con la provincia y hoy visitamos un municipio con mucho encanto y que conserva, a lo largo de su historia, una importancia vitivinícola supina. De la mano de su alcaldesa, Dolores Mayo, conocemos Rueda, una localidad para brindar con el mejor vino y disfrutar de todas las actividades que proyecta a lo largo del año para vecinos y turistas

FuenteAlvar Salvador
Rueda hace unos años. Fotografía: Ayuntamiento de Rueda
loading...

La semana pasada, en nuestra XIII entrega del ‘Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos?’, disfrutamos de Peñafiel. De la mano de su concejala de Turismo, Laura Fernández, nos empapamos de todo el encanto de este municipio pucelano con el castillo, su Plaza del Coso, el Chúndara, la Bajada del Ángel o su encanto vitivinícola, como protagonistas.

Hoy nos marchamos hasta el sur de la provincia. A 40 kilómetros de Valladolid y a 11 de Medina del Campo, en la carretera A-6 (Madrid-La Coruña), se ubica Rueda. La localidad pucelana está situada entre dos cerros bañados por el arroyo de Perú y el río Zapardiel, rodeado de pinos, olivos, campos de cereal y viñedos, la mayoría de la variedad autóctona Verdejo.

Conocida mundialmente como la Villa del Vino Blanco, Rueda presenta un amplio abanico de posibilidades para descubrir su valiosa cultura, patrimonio y tradición. Además fue declarado Conjunto Monumental e histórico-artístico de España y Bien de Interés Cultural (BIC) y posee más de 20 bodegas tradicionales y modernas en su núcleo urbano, muchas de las cuales son visitables y permiten conocer de cerca la elaboración del vino y su degustación”, asegura Dolores Mayo, en declaraciones a NoticiasCyL Valladolid.

El municipio pucelano se entregó hace unos días en la labor de promoción para conseguir ser Ciudad Europea del Vino el próximo año 2020 pero el premio, el pasado 30 de octubre, fue finalemente para el municipio burgalés de Aranda de Duero en una dura pugna también con las localidades de Haro, en La Rioja, y de Cariñena en Zaragoza.

Encanto histórico y patrimonial bañado con el mejor verdejo

La fundación de Rueda data de la época romana, en los años 380-420. Con el nombre de Roda es citada incluso durante el reinado de Don Pelayo, ya en el Siglo VIII. En el segundo semestre del año 1812, Lord Wellington estableció, en dos ocasiones, su cuartel general en la Villa de Rueda permaneciendo tres semanas aquí, dos en julio y una entre octubre y noviembre”, afirma Dolores Mayo, alcaldesa de la localidad, cuando le preguntamos por los orígenes de Rueda.

El municipio cuenta en la actualidad con un total de 1.339 habitantes, 1201 en Rueda, 122 en la pedanía de Foncastín y 16 en Torrecilla del Valle y atesora un misterio que permanece oculto ante nuestros ojos, como son las bodegas subterráneas que recorren gran parte de la villa. Los turistas tienen además la posibilidad de visitar estas joyas arquitectónicas orientadas al enoturismo en un marco privilegiado.

De entre el importante elenco de edificios que merecen la pena ser conocidos destaca la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de imponente estilo barroco del S.XVIII, que fue trazada por Manuel Serrano, y cuya fachada fue atribuida a Pedro de Sierra. De especial valor es el tríptico flamenco del S. XVI y su órgano con la tubería original completa.

La Ermita de San José, en un alto al este de la villa, que conserva en su interior una pareja de retablos neoclásicos o la del Cristo de las Batallas, construcción barroca terminada en el siglo XVIII, junto al Ayuntamiento, que fue reedificado en el año 1883, son otros tres espacios a tener muy en cuenta.

También el Consejo Regulador D.O., la Casa de la Cultura, la Estación Enológica de Castilla y León o el Puente Zofraga, una imponente construcción medieval sobre el río Zapardiel con tres grandes ojos. También llama la atención el Torrejón, utilizado hace años como torre de vigilancia y que está situado en la antigua cañada de Valdepinta.

La Casa de la Cultura hace unos años en Rueda. Fotografía cedida por el Ayuntamiento a NoticiasCyL

Amor por Fiesta de la Vendimia

El momento más importante en Rueda se vive con la Fiesta de la Vendimia que está declarada Fiesta de Interés Turístico regional y que cada año congrega a unas 5.000 personas en el pueblo. Uno de los principales atractivos de la fiesta es la Feria del Vino, situada en la Plaza Mayor, que se celebra tras el pregón y la pisada de uva. En la feria participan diferentes bodegas de la D.O. Rueda ofreciendo sus vinos y todo el que hasta aquí viene disfruta de los mejores caldos antes de la paella popular”, nos cuenta la alcaldesa.

Esta Fiesta de la Vendimia se celebra cada año el segundo fin de semana de octubre y empapa con el sabor del mejor verdejo a vecinos y turistas. Este año, el pregón corrió a cargo de Nieves Caballero Barrigón, redactora de gastronomía y vinos de El Norte de Castilla y del Suplemento Degusta Castilla y León. Pero además, el 20 de enero se honra al patrón de la Villa, San Sebastián, y el 15 de mayo a San Isidro Labrador.

Otro de los momentos marcados en rojo en el calendario por los vecinos del municipio son las Fiestas de Nuestra Señora de la Asunción, patrona de la Villa de Rueda y que tienen su día grande en el 15 de agosto. Ocho jornadas de  fiesta en las que la diversión está muy presente y que abrió este año Thomas Potiron con un pregón a ritmo de violín.

“También podemos destacar el Toro de la Vendimia, otro momento muy especial que consiguen reunir a cientos de personas en Rueda cada año”, apunta Dolores Mayo, que no se olvida tampoco de la Feria de la Artesanía, otra cita en la localidad pucelana a tener muy en cuenta.

Vino, vino y más vino

“Los platos típicos de Rueda son, como no podía ser de otra manera, por un lado el lechazo y también las sopas de ajo. El queso y las pastas típicas de la villa son también de valorar como el chocolate a la taza de Juan Ruiz. La misma receta, maquinaria e ilusión para conseguir un chocolate que te transportará al pasado regalándote el sabor de lo auténtico en cada tableta”, nos cuenta la alcaldesa, hablándonos de la gastronomía del lugar.

Pero hablar de Rueda es hablar de vino, y aunque finalmente no haya conseguido ser Ciudad Europea de esta delicia para el paladar en 2020, el carácter de la localidad se define por la uva verdejo, por su  clima continental y por su suelo cascajoso. Esta combinación crea unos caldos que merecen la pena ser disfrutados por los amantes del buen vino.

Nos marchamos del municipio pucelano, copa en mano, tras disfrutar, una vez más, con todos los encantos que nos ofrecen los municipios de la provincia de Valladolid.

Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos?

NÚMEROS ANTERIORES: 

Compartir
Artículo anteriorPintadas de récord
Artículo siguienteLa nieve regresa, en nivel amarillo, a cuatro provincias de Castilla y León
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios

Dejar respuesta