viernes, diciembre 13, 2019

Sigue la mala racha del Atlético Valladolid

Cuarta derrota consecutiva de los gladiadores azules

FuenteRedacción
Miguel Camino en un lanzamiento ante Cuenca (Foto: Atlético Valladolid)
loading...

El Recoletas Atlético Valladolid perdió en Huerta del Rey ante el Liberbank Cuenca (25-28) y acumula ya cuatro derrotas consecutivas en la Liga Asobal. Los gladiadores azules tuvieron opciones ante un rival superior en la clasificación pero que tuvo que sudar para imponerse a los vallisoletanos.

Una mala primera parte (13-18) lastró las esperanzas del Recoletas, que recuperó su mejor nivel en la segunda parte, remontó, empató el encuentro (22-22), pero después volvió a desinflarse ante la rocosa defensa del Liberbank Cuenca.

Tampoco la fortuna no estuvo de lado local. A las bajas de Carlos Calle y Jorge Serrano se sumó hoy la de Rubén Río, máximo goleador del Recoletas, y Arthur Patrianova jugó con un proceso gripal. Casi sin lanzamiento exterior, el Atlético Valladolid se encomendó a la heroicidad y al juego cercano ante la rocosa defensa 6-0 de Cuenca, que también cuenta con el mejor portero de la competición, Leo Maciel (15 paradas).

El mal primer tiempo dio paso a un renacimiento del Recoletas en la segunda mitad, con una gran defensa y mucho ritmo y goles en ataque. Los de Óscar Ollero remontaron y empataron (22-22), pero después la defensa visitante secó literalmente a los gladiadores azules, que estuvieron diez minutos sin anotar. Demasiada ventaja para Cuenca, que encaró los minutos finales con ventaja (24-26). En la recta final se erraron lanzamientos y la mala suerte hizo su aparición en forma de rechaces decisivos para el contrario o decisiones arbitrales en contra. Demasiado castigo para un Recoletas irregular pero que mereció más.

Una mala primera parte

El Recoletas salió a la pista con una cara nueva, Miguel Martínez, en el lateral derecho en lugar del lesionado Rubén Río. El joven jugador no desentonó en una primera parte nada positiva para los vallisoletanos, que encajaron 18 goles y sumaron demasiados errores de lanzamiento y pérdidas. La defensa del Liberbank Cuenca, una de las mejores de la Asobal, fue la principal causa de este mal inicio del Recoletas. A los de Óscar Ollero les costó muchísimo encontrar huecos, llegar a los extremos o al pivote y ni siquiera lanzar con comodidad desde el exterior, con varios blocajes, y paradas de un Leo Maciel que parecía insuperable.

Con esta situación el partido comenzó muy de cara para los visitantes. El 6-5 del minuto 7 fue la última ventaja del Atlético Valladolid. Después fue Liberbank Cuenca el que pasó a dominar el marcador y ampliando su renta poco a poco. En el minuto 17 ya eran dos goles (9-11), en el minuto 23 eran 4 (10-14) y al descanso los conquenses se marcharon con una ventaja de 5 goles (13-18).

En defensa tampoco estuvo a su nivel habitual el Recoletas. Encajó 18 goles en una primera mitad en la que no pudieron frenar el lanzamiento exterior, la conexión de Natan Suárez con los pivotes, Moscariello y Doldan, que anotaron 8 goles entre los tres en este periodo.

Remontada en la segunda parte

Más ritmo, concentración para evitar pérdidas y un ajustes en defensa sirvieron al Recoletas Atlético Valladolid para volver a meterse en el partido. Los vallisoletanos enjugaron la diferencia en los primeros 8 minutos de la segunda parte. Un parcial de 7-3 ajustó el marcador a un 20-21 que devolvía a los gladiadores azules la confianza perdida en la primera mitad. Cuatro minutos después el Recoletas Atlético Valladolid empataba el partido (22-22, minuto 42)

El choque bajó entonces el ritmo anotador y los vallisoletanos volvieron a encontrarse con muchos problemas para marcar. La defensa del Liberbank Cuenca alcanzó de nuevo su mejor nivel y la balanza comenzó a decantarse a su favor. Los de Lidio Jiménez dejaron secos a los locales durante diez minutos, durante los cuales el Recoletas no pudo anotar, lo que cortó su buen inicio de periodo y el signo del choque varió una vez más (22-25, minuto 48).

Sin embargo, los gladiadores azules aún tuvieron opciones. Superaron una doble inferioridad en el minuto 51, y se pusieron de nuevo muy cerca (25-26, minuto 57). Pero la mala fortuna se cebó con los locales, que no pudieron atrapar dos rechaces de dos lanzamientos errados por Cuenca, y a la tercera Doldan anotó el 25-27 a falta de dos minutos.

La postrera exclusión de Moscariello dio oxígeno y esperanza al Recoletas, pero otro error de lanzamiento, de Manu García, dejaba ya sin opciones al Atlético Valladolid, que terminó cediendo por 25-28.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (25): Diego Camino (5, 5p), Nico López (-), Roberto Turrado (-), Dani Pérez (2), Adrián Fernández (2), Arthur Patrianova (-), César Pérez (portero, 10 paradas), Álvaro Martínez (-), Miguel Martínez (2), Roberto Pérez (-), Robin Dourte (6), Alberto Cepeda (portero), Miguel Camino (1), Manu García (3), Claudio Ramos (-), Víctor Rodríguez (4).

Liberbank Cuenca (28): Pablo Vainstein (-), Martin Doldan (5), Natán Suárez (3, 1p), Patrik Lindblad (-), Hugo López (5, 1p), Lucas Moscariello (3), Samuel Ibáñez (portero), Thiago Alves (1), Balint Fekete (1), Pablo Marrochi (5), Kristijan Eskericic (2), Sergio López (3), Leo Maciel (portero, 15 paradas)

Parciales cada 5 minutos: 4-4, 6-7, 7-10, 9-12, 11-14, 13-18 -descanso- 16-20, 20-22, 22-23, 22-25, 24-26, 25-28 

Árbitros: Sergio Rodríguez y Andrés Rosendo. Excluyeron a Lucas Moscariello (4’, 23’, 58’), Nico López (21’), Patrik Lindbald (28’), Natan Suárez (37’), Balint Fekete (45’), Robin Dourte (50’), Adrián Fernández (51’), Pablo Marrochi (55’), Diego Camino (56’)

Pabellón: Huerta del Rey (Valladolid). 10ª jornada de Liga Asobal. 1.758 espectadores. En el inicio del encuentro se realizó un acto de apoyo a la Asociación de Diabetes de Valladolid.

No hay comentarios

Dejar respuesta