Peñafiel acoge las Jornadas sobre nutrición y senescencia

Los días 25 y 26 de octubre

FuenteRedacción
loading...

Peñafiel acoge los días 25 y 26 de octubre las V Jornadas sobre “Nutrición y Senescencia” organizadas por Nutricia, la división de nutrición médica avanzada del grupo Danone. “Los diferentes síndromes geriátricos (sarcopenia, fragilidad, confusión, caídas, úlceras por presión…) pueden tener un nexo común asociado al estado nutricional del paciente mayor, por lo que es necesaria una adecuada valoración nutricional que permita un correcto abordaje”, comenta el Dr. Alberto Miján de la Torre, de la Unidad Nutrición Clínica, Servicio de Medicina Interna. HUBU (Burgos) y coordinador de estas jornadas.

Este programa, que se enmarca dentro del proyecto de formación a profesionales de la nutrición, “Nutricia, Talento en Nutrición”, de Castilla y León, Extremadura y Canarias, aborda síndromes geriátricos de máxima relevancia, como la osteosarcopenia, consecuencias de la anorexia y pérdida de apetito, oncogeriatría y disfagia en las personas mayores. “Estas jornadas nacieron hace ahora cinco años, con el objetivo y compromiso de Nutricia de ofrecer formación y actualización continuada a los profesionales en nutrición clínica, en este caso ligado a los procesos de senescencia”, explica Nuria Fernández Bodas, Iberia Adults Marketing Manager de Nutricia Specialized Nutrition.

“En esta 5ª edición abordaremos, con una orientación teórica pero también práctica y aplicada, la actualización de los síndromes geriátricos en el anciano y su relación bidireccional con el estado nutricional”, añade el Dr. Miján.

Este año las jornadas tienen lugar en el municipio vallisoletano de Peñafiel. Precisamente, Valladolid se encuentra en el tramo de las provincias más envejecidas de España. Según los últimos datos del INE, en la provincia hay algo más de 146.000 personas mayores de 65 años1.

Criterios GLIM para diagnosticar la malnutrición

Los cambios producidos en el proceso de envejecimiento favorecen el riesgo de sufrir desequilibrios, carencias y problemas nutricionales. La desnutrición puede incrementar el riesgo de sufrir enfermedades crónicas y procesos agudos severos. En este sentido, los efectos de la desnutrición son más notables en los ancianos institucionalizados, debido a su fragilidad y dependencia. La elevada prevalencia de desnutrición en las personas mayores institucionalizadas hace necesario identificar las situaciones de riesgo nutricional para poder ofrecer una adecuada atención y promover un buen estado nutricional.

Los criterios GLIM -fenotípicos y etiológicos- han sido consensuados a nivel global por las principales sociedades de nutrición clínica del mundo: la Asociación Americana de Nutrición Enteral y Parenteral (ASPEN), European Society of Clinical Nutrition and Metabolism (ESPEN), Federación Latinoamericana de Nutrición Parenteral y Enteral (FELANPE) y la Sociedad de Nutrición Parenteral y Enteral de Asia (PENSA)[2].

“Este consenso permite utilizar un mismo lenguaje respecto al diagnóstico de desnutrición, por lo que puede adquirir una amplia validez externa. Asimismo, para su implementación no se requieren herramientas específicas, salvo para la evaluación de la reducción de masa muscular. En este sentido, consideran la valoración funcional mediante la medición de la fuerza de prensión de la mano con dinamometría, una medida de apoyo”, explica el Dr, Miján.

Importancia de la valoración funcional en los estados de desnutrición

Es importante destacar que las alteraciones funcionales (torpeza en la marcha, sedentarismo, encamamiento) pueden preceder a las alteraciones anatómicas o de composición corporal en los estados de desnutrición. Asimismo, durante la recuperación nutricional las alteraciones funcionales pueden restablecerse antes de la mejoría en los parámetros de composición corporal.

En este sentido, el Dr. Miján explica que “la valoración funcional del estado nutricional puede ser una técnica para el diagnóstico precoz de desnutrición, así como para la recuperación del estado nutricional”. No obstante, insiste en que “actualmente las barreras con las que se encuentran los clínicos es la de no estar familiarizado con dichas técnicas y no disponer de los recursos materiales para su realización”.

Sobre Nutricia Advanced Medical Nutrition

Nutricia es la división de Nutrición Médica Avanzada del Grupo Danone. Nuestra labor se centra en el desarrollo dentro del campo de la nutrición médica de productos y servicios innovadores que logren cubrir las necesidades de aquellas personas que no pueden tomar una dieta normal o para los que su dieta resulta insuficiente o inadecuada. Nuestros productos resultan esenciales para la buena calidad de vida del paciente y, en muchos casos, para contribuir a la supervivencia. Desarrollamos nuestros productos y servicios, basándonos en la ciencia y la eficacia demostrada, realizando estudios clínicos y trabajando en colaboración con los mejores profesionales de cada uno de nuestros campos de especialidad. Trabajamos en estrecha colaboración con la comunidad médica, incluyendo los propios facultativos, el personal de enfermería, dietistas, hospitales, farmacias, autoridades sanitarias y organizaciones de pacientes. Nuestra reputación está respaldada por especialistas y líderes de opinión, gracias en buena parte al liderazgo en investigación y desarrollo de nuevas soluciones en Nutrición Médica Avanzada.

No hay comentarios

Dejar respuesta