Los rejoneadores, a hombros en la última de Mojados

David Gómes y Pérez Langa se repartieron seis orejas de un gran encierro de Diego Tabernero de Vilvís. Los chavales de la Escuela Taurina de Rioseco lidiaron dos novillos

FuenteSilvia Serrano

Con la corrida de rejones se echó el cierre a la feria de Mojados. Un festejo en el que el luso Diego Gómes y el maño Pérez Langa triunfaron rotundamente con los toros salmantinos de Diego Tabernero. Un cuarto de plaza en tarde veraniega.

Fueron bravos, tuvieron acometividad y duración, permitiendo a los montados exhibir sus dotes de buen toreo a caballo. Abrió plaza el portugués Diego Gómes, que sorteó un animal cinqueño digno para semental.

El jinete lisboeta estuvo muy torero y acorde con las condiciones del buen astado en todos los tercios, brillando en banderillas. Tras un buen rejón de muerte paseó dos orejas.

A su altura estuvo también el Pérez Langa, aunque su toro, otro cinqueño, fue distinto y brutote. Tuvo buenas arrancadas, pero inciertas y fuertes. El rejoneador de Calatayud estuvo certero al clavar mostrando la espectacularidad forma de rejonear en el tercio de banderillas. Los buenos quiebros y la excelente doma denotan oficio en el maño.

Tras clavar con efectividad el rejón de muerte fue premiado con dos orejas.

El toro de colleras fue un cuatreño con poder en las embestidas. Los montados manejaron bien los tiempos y volvieron a mostrar sus buenas maneras clavando certero. Mató al animal el luso Gómes. Dos orejas pasearon ambos.

Tras el rejoneo los alumnos de la Escuela Taurina de Rioseco: Juan Alonso, Pedro Andrés y Juan Pérez, lidiaron dos novillos sin muerte. Son tres alumnos destacados que no pudieron lucirse ante las violentas embestidas de los erales. Pero le echaron firmeza y valor.

En uno de esos arreones se llevó por delante a Pedro Andrés, un chaval de Vitoria que apodera el buen aficionado Manolo Lobato. El eral le pegó un auténtico palizón. Pasó a la enfermería donde fue atendido de un fuerte golpe en la clavícula y de un varetazo en el cuello. Los médicos recomendaron que acudiera al hospital para un examen más exhaustivo.

Agradecer al maestro Santiago Luguillano los comentarios realizados durante el festejo. Comentarios que se ven reflejados en esta crónica. Gracias, Maestro.

GALERÍA DE FOTOS: Silvia Serrano

No hay comentarios

Dejar respuesta