Homenaje a Purita Linares, “La Chinita” en Tordesillas

La vallisoletana recibe un cálido homenaje de la familia Morais en Tordesillas. Fue novillera puntera en las décadas de los años 70-80

FuenteSantos García Catalán
Fotos cedidas por la familia Morais

Como cada año desde 2009, cuando llega el Toro de la Vega a Tordesillas, la familia Morais rinde homenaje a personajes del mundo del toro (de montera que diría mi amigo Muelas o de populares) que han destacado en su vida profesional.

Santi Morais, el patriarca, es un una persona jovial, amable, muy aficionado a los caballos y a los toros. La familia (Santi y Mari Carmen y sus hijos Dani y Mirian) poseen una pequeña parcela cercana a Tordesillas, donde guardan sus corceles y reciben a los numerosos amigos que acuden a estos emotivos homenajes.

Por “La Higuera”, así se llama este pequeño santuario taurino, han desfilado para recoger su detalle: Eladio Vegas, Victorino Martín padre. Los toreros Padilla y Serafín Marín, la ganadería de Valdeolivas, El Raso de Portillo y el picador vallisoletano Pedro Iturralde, entre otros.

En esta X edición, el personaje elegido por los Morais fue Purita Linares y el ex torero y ganadero Pedro Gutiérrez “El Niño de la Capea”. El salmantino no pudo acudir y en su lugar fue el alcalde de Tordesillas, Miguel Angel Oliveira quién recogió el detalle.

Purificación Linares Juárez, “Purita Linares” y “La Chinita” en los carteles, vallisoletana del Barrio de San Pedro Regalado, intervino en unas 250 novilladas sin picadores, en una época donde abundaron las mujeres toreras y donde también se mostró las dificultades que las mujeres siempre han tenido para avanzar en el mundo del toro.

Vitoria y su plaza de toros fue el arranque en su juventud para mostrar su afición al mundo del toro. Su aprendizaje lo hizo de la mano del que fuera banderillero y empresario Santos Santos García “El Seranillo”, quién después sería su apoderado y más tarde su marido. Luego, Purita, aprendió a manejarse en el complicado mundo empresarial taurino, tras la ausencia de su esposo que falleció prematuramente.

Fruto del matrimonio nació Vanesa, que estudia Ciencias de la Información en Valladolid y es una avezada presentadora.

Junto a su hija, acudió Purita a la cita de los Morais, donde la futura periodista se encargó de los agradecimientos a la familia organizadora del acto, y al centenar de personas que acudieron al afectivo reconocimiento.

Un mosaico con la fotografía de “Barco”, un ejemplar de La Cardenilla, elegido Toro de la Vega 2019, fue el “Detalle Taurino” de esta edición para Purita Linares y Pedro “El Capea”.

Purita, en su alocución, fue de frente y por derecho ofreciendo al alcalde de Tordesillas la organización de un tentadero público para mujeres, siendo la propia Purita una de las acarteladas.

Sería un magnífico recuerdo y un homenaje a todas aquellas mujeres que fueron protagonistas en el mundo del toro. Ahora, con la igualdad de géneros, tan de moda, sería interesante. Desde estas líneas apoyamos la idea. Animo alcalde.

Fotos cedidas por la familia Morais

No hay comentarios

Dejar respuesta