Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? III

NoticiasCyL llega hasta el suroeste de la provincia de Valladolid para disfrutar de Castronuño, una auténtica delicia con la naturaleza como protagonista y ubicado en un enclave privilegiado. Charlamos con su alcalde, Enrique Seoane Modroño, que nos cuenta la historia y muchas cosas más de un municipio con el que merece la pena disfrutar

FuenteAlvar Salvador
Imagen principal. Imagen de ‘La Cantarera’ con el Duero de fondo en el Parque de la Muela. Fotografía Ayuntamiento de Castronuño cedida a NoticiasCyL

Después de descubrir todos los secretos de Cigales y Montemayor, esta semana NoticiasCyL, dentro de su serial ‘Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? , se desplaza hasta Castronuño, para conocer de primera mano toda su cultura, patrimonio y tradiciones en un entorno natural único.

Situada en el suroeste de la provincia, la localidad vallisoletana se ubica en el centro de un triángulo entre tres capitales de la Comunidad. A 60 kilómetros de Valladolid, 50 de Zamora y 70 de Salamanca. En medio de la aridez y de la planicie de la meseta castellana,  el pueblo está rodeado de un entorno de orografía irregular y sorprendente verdor.

La belleza de sus paisajes y la importancia de la diversidad de su fauna y flora hacen de Castronuño el referente de la naturaleza de la provincia de Valladolid siendo el epicentro de la Reserva Natural Riberas de Castronuño-Vega de Duero”, nos confiesa, en declaraciones para NoticiasCyL, el alcalde, Enrique Seoane Modroño, que se define como “un enamorado de su pueblo y activista incansable por la mejora de la calidad de vida en el mismo aprovechando sus recursos”.

Hablamos con el primer edil de todos los encantos de un municipio que merece la pena disfrutar y, sobre todo, visitar.

Parque de la Muela. Fotografía: Ayuntamiento de Castronuño cedida a NoticiasCyL

Una rica historia y la naturaleza como valor

Conocido antiguamente con el nombre de La Gran Florida del Duero, las primeras citas de la villa con el nombre actual se sitúan en el S.X. Cabe resaltar que en este pueblo, que suma en la actualidad 861 habitantes, viéndose también afectado por la despoblación acuciante que sufre Castilla y León, existen numerosos yacimientos arqueológicos de asentamientos humanos de distintas épocas prehistóricas.

“Uno de los capítulos más relevantes en la historia de Castronuño fueron los hechos acontecidos en el último tramo de la Guerra Civil castellana, cuando el municipio fue sitiado durante 11 meses por las tropas de los Reyes Católicos. La fortaleza que había en la villa, por aquel entonces, era defendida por el Alcaide D. Pedro de Avendaño, partidario de la Reina Juana. Finalmente Avendaño pactó su salida por 7.000 florines aragoneses y otros objetos de valor lo que provocó la indignación de los vecinos que acabaron derribando la fortaleza”, asegura Enrique Seoane.

Este hecho histórico ha dado pie para que los vecinos del municipio protagonicen ‘El Sitio de Castronuño’, una recreación que se llevó a cabo el pasado 11 de agosto y que sirvió para que vecinos y curiosos se empaparan con la rica historia que atesora el lugar, en otra actividad que resultó ser todo un éxito.

Además de por su historia, el municipio es muy importante por su naturaleza. Se encuentra en el corazón del único parque natural que existe en la provincia de Valladolid y está integrado en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León. La Reserva Natural Riberas de Castronuño es un punto de gran valor medioambiental.

Lugares de visita obligada son, además, la Casa de la Reserva, el Parque de la Muela, un balcón privilegiado para disfrutar del gran meandro que el río Duero dibuja a su paso por la localidad, la Iglesia de Santa María del Castilla, del siglo XIII, declarada B.I.C. en 1965 o el CRA Florida del Duero, edificio escolar majestuoso, inaugurado en 1933 y declarado recientemente Centro de Enseñanza Histórico.

Iglesia de Santa María del Castilla. Imagen cedida por el Ayuntamiento de Castronuño

La Bajada del Palillo reina en Castronuño

La fiesta grande de Castronuño es San Miguel que se celebra sobre el 29 de septiembre. La música en la calle es la clave de un evento que anualmente congrega a miles de personas. La Bajada del Palillo es el momento más importante. También destacan los encierros de novillos por la Calle Real o la variada oferta de actividades entre las que sobresale el Mercado Medieval durante la prefiesta”, nos cuenta el primer edil.

La agenda cultural y festiva del municipio vallisoletano es muy intensa y variada a lo largo del año. El 3 de febrero, en San Blas, todo el pueblo se junta en torno a una gran comida de convivencia vecinal antes de que el Domingo Gordo (el de Carnaval) se celebren los famosos ‘Versos de los Quintos’, una tradición de orígenes ancestrales que el Ayuntamiento quiere que sea declarada de interés Turístico Regional por su singularidad y permanencia a lo largo del tiempo.

El ya citado ‘1476, El sitio de Castronuño’, cada segundo domingo de agosto, las Jornadas Culturales Riberas de Castronuño, el Festival Multicultural de Asocastrona o la I Feria de la Naturaleza, la Gastronomía y el Vino SaborESduero, que se celebró en junio de este año, son otros eventos que mezclan a la perfección dos de los puntos fuertes de la localidad como son su valor histórico y natural logrando reunir a cientos de personas en torno a una extensa oferta cultural y de ocio.

El mollete manda

El producto típico de la repostería tradicional de Castronuño es el mollete. Un rico bollo anisado que se consume durante todo el año pero que cobra mayor relevancia, si cabe, durante la Semana Santa”, asegura Enrique Seoane. Solo, o relleno con chorizo o cualquier tipo de embutido, la importancia de este producto es tal que tiene su propia carrera en el lugar.

El gallo de corral guisado es el plato típico de la Fiesta de los Quintos. Según la tradición, cada quinto aporta un animal que será el plato estrella en cada comida de los festejos. El Consistorio quiere reforzar la tradición haciendo que en 2020 los establecimientos incorporen en su carta el pincho de gallo de corral o lo introduzcan en su menú.

El queso, la miel y los productos de repostería son también importantísimos, como lo es bañarlos con el mejor vino de la D.O. Rueda contando con reconocidos elaboradores que traspasan la frontera nacional.

Un municipio en el que disfrutar de la naturaleza, de la cultura y del patrimonio dentro de la preciosa provincia de Valladolid.

-Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? –

NÚMEROS ANTERIORES

Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? I

 

Caminando por la provincia de Valladolid | ¿En qué pueblo estamos? II

No hay comentarios

Dejar respuesta