Espectacular tarde de rejones en Pollos

Rui Fernández, Diego Ventura y el jovencísimo Duarte Fernández dieron una excelente tarde de toreo a caballo cortando un total de ocho orejas. Los tres salieron en hombros.

FuenteSantos García Catalán
Imagen: Natalia Calvo y Fermín Rodríguez

Vienen siendo habituales las actuaciones del gran rejoneador Diego Ventura en la vallisoletana localidad de Pollos con motivo de sus fiestas de San Roque. Y es que el jinete luso-sevillano tiene recuerdos imborrables de sus inicios, cuando, bien jovencito, lo apoderaba Julián Alonso quien lo acartelaba por estas tierras.

Ventura atraviesa un momento de dulce, el cambio de apoderado (Casa Lozano) le ha sentado bien y ha seguido triunfando en todos los cosos donde se anuncia. El 15 de septiembre vuelve a la feria de Valladolid tras unos años de ausencia. Y si su actuación es como la de esta tarde en Pollos el público saldrá encantado.

El de La Puebla del Río estuvo sensacional en los primeros tercios, aunque le faltó rematar a la primera en la suerte suprema, pero no es un borrón. Y no lo es porque su forma espectacular de dominar las monturas, exhibir sus dotes de doma y hacer las suertes como el las hace no tiene comparación. Y su temple, magistral. Mención especial para su completísima cuadra.

La expectación sube al máximo cuando ejecuta la suerte de clavar banderillas largas a dos manos con su caballo Dólar. Porque lo hace sin cabezada, dominando la situación con las piernas. Algo insuperable.

Fotografía: Natalia Calvo y Fermín Rodríguez

Todo un bello espectáculo que el público de Pollos agradeció aplaudiendo a rabiar y poniéndose en pie al término de cada intervención. Ventura paseó tres trofeos.

Abrió plaza el veterano rejoneador luso Rui Fernández, que brilló por su buen hacer. Ortodoxo en su ejecución y certero al clavar en todas las suertes, donde pone raza y un entusiasmo inusitado llegando mucho al público. Se nota su experiencia, además de una excelente doma.

El buen jinete portugués estuvo sensacional con el que hizo cuarto, un gran toro de Luis Terrón al que se le dio la vuelta al ruedo por decisión del palco. No sin antes observar que desde el callejón pidieron e indulto, algo inédito en una corrida de rejones. Tres orejas consiguió de premio Rui Fernández, quien pidió al ganadero que le acompañara a dar la vuelta al ruedo.

A los dos veteranos profesionales se sumó el jovencísimo Duarte Fernández, sobrino de Rui, quién lidió y mató un novillo. Causó una excelente sensación en su presentación con una forma muy pura de rejoneo. Denota su escaso bagaje, pero tiene desparpajo en la cara de los novillos y estuvo brillante en algunos momentos de la lidia. Su certero rejón de muerte le permitieron cortar dos orejas.

Imagen: Natalia Calvo y Fermín Rodríguez

Se lidiaron cuatro toros y un novillo de Luis Terrón, de encaste Murube. Manejables en general, excepto el primero que se paró. A dos de ellos le aplaudieron en el arrastre y al cuarto ya comentamos que se le dio la vuelta al ruedo.

El coso junto al Duero, llamado de La Bazanca, a pesar de lo vetusto es muy cómodo y funcional. Tiene una capacidad para algo más de dos mil personas, y en esta ocasión casi alcanzó los tres cuartos de su aforo, lo que no está mal teniendo en cuenta que la población de Pollos es de unos 600 habitantes.

 Amenizó el festejo la Asociación Musical San Nicolás de Bari, y el mismo estuvo presidido por el que fuera alcalde de Tudela de Duero y actual concejal, Oscar Soto, auxiliado en la parte artística por Jesús López Garañeda, (Comunicación de la Federación Taurina de Valladolid).

En la grada del palco pudimos saludar al alcalde de Pollos Javier García, quien estuvo acompañado por Emilio Álvarez, flamante subdelegado del Gobierno, y el conocido aficionado de Pollos Jesús Ramón Rodríguez “Mon”.

Les ofrecemos una amplia galería de fotos de Natalia Calvo y Fermín Rodríguez: 

No hay comentarios

Dejar respuesta