Bicis, latas, pedidas… y toros en Montemayor de Pililla

Un año más, los más pequeños han llegado, con su característico ruido de latas, hasta el Ayuntamiento de la localidad vallisoletana para realizar la tradicional pedida de toros para las Fiestas de la Exaltación de la Cruz que se celebrarán entre el 13 y el 18 de septiembre

FuenteAlvar Salvador

La pedida de toros tiene una importancia muy relevante y trascendente para Montemayor ya que se viene realizando desde hace muchos años. Siempre, el 15 de agosto, los niños iban a pedir los toros por las calles del pueblo, con sus bicis y haciendo ruido con botes y demás, recorriendo todo el municipio”, nos cuenta el alcalde de la localidad vallisoletana, Iván Velasco Bachiller.

Dicho y hecho. Desde las 18.30 horas de esta tarde calurosa de agosto se han comenzado a escuchar el estruendo de las latas en el marchar en bicicleta de los pequeños que han terminado frente a la puerta del Ayuntamiento para solicitar al primer edil las reses para esas Fiestas de la Exaltación de la Cruz que ya calientan motores y que se celebrarán del 13 al 18 de septiembre.

El día de la pedida es algo tradicional que año a año tras año se viene manteniendo. En cuanto a las fiestas, ya están en su recta final. Estamos rematando la contratación de los festejos taurinos, la semana cultural y las verbenas. Solo restan algunos flecos”, señala el alcalde en declaraciones a NoticiasCyL.

Como no podía ser de otra manera, Iván Velasco ha concedido los toros a los pequeños que hasta la Plaza Mayor del municipio se han acercado y ha sido ahí cuando ha continuado la fiesta con el encierro de carretones que en esta ocasión se ha desarrollado como un pequeño San Fermín.

La tarde de toreo no ha finalizado ahí ya que después, el novillero de Medina del Campo, Borja Serrano y el becerrista Alejandro González, de Valdestillas, han ofrecido unas prácticas de toreo ante las que la nueva hornada de potenciales diestros no han perdido ojo.

“Estos actos sirven para involucrar a jóvenes y no tan jóvenes en el arte y el mundo de los toros para que conozcan el proceso desde que nace el toro en la ganadería hasta que llega a las plazas de toros. Hay que destacar que en Montemayor tenemos una Plaza de Toros que ha sido declarada Bien de Interés Cultural de Carácter Inmaterial por la Junta de Castilla y León y  que guarda un valor patrimonial incalculable”, asevera Velasco.

Los toros se viven de una forma diferente en el municipio vallisoletano. Esa esencia taurina de los antepasados y el sabor más añejo del mundo del toro donde se disfruta a pie del albero.

Montemayor tendrá toros en sus fiestas también este año. Valor del pueblo y estandarte de un lugar único y mágico que merece la pena visitar. Que mejor que en sus Fiestas de la Exaltación de la Cruz en el mes de septiembre.

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS: 

No hay comentarios

Dejar respuesta