Castronuño vuelve al pasado

El teatro ha sido protagonista en las calles del municipio pucelano horas antes de la representación de ‘El Sitio de Castronuño’

FuenteRedacción
Fotografía: Grupo de Teatro El Palillo

La visita guiada teatralizada organizada por la oficina de turismo de Castronuño, en colaboración con el grupo de teatro El Palillo, ha hecho las delicias de todos los asistentes.

La visita, que ya es un clásico de los veranos de la localidad, ha partido del Ayuntamiento. Desde allí se ha ido a la casa del comendador, un antiguo edificio del siglo XIII del que solo se conserva su arco de entrada y su escudo y que hoy alberga El obrador de Panadería Mateos. Allí, el comendador Diego de Toledo ha recibido a los visitantes trasladándoles a épocas medievales.

La visita ha seguido en la Fuente del Caño, la fuente más importante del municipio. Allí, un grupo de lavanderas ambientadas en el año 1905 han tenido una importante trifulca con un guardia civil, ya que éste pretendía ponerlas una multa de 5 pesetas por lavar en el pilón.

La siguiente escena ha tenido lugar en una recién remodelada Plaza de la Constitución, donde un grupo de cómicos de mediados del siglo XX han realizado la función con la que este lugar se convertía ocasionalmente en plaza de comedias, este evento era popularmente conocido en el municipio como “los títeres”.

El día de la inauguración de las escuelas de Castronuño, en el año 1933 y el  discurso Inaugural del alcalde de entonces, Delfín Rodríguez protagonizan la siguiente escena. Este edificio, que hoy alberga el CRA Florida del Duero, fue declarado recientemente por la Junta de Castilla y León centro de enseñanza histórico.

La iglesia de Santa María del Castillo, del siglo XIII, es el edificio más importante de Castronuño, no en vano es la joya del románico zamorano de la provincia de Valladolid. En este templo Hernán Rodríguez de Valbuena, prior de la orden De Santiago y promotor de la construcción de la iglesia esperaba A sus feligreses.

La última escena teatralizada de esta ruta turística tenía lugar en el anfiteatro del Parque de la Muela, lugar privilegiado para contemplar la belleza de los paisajes del parque natural Riberas de Castronuño Vega de Duero. En el anfiteatro se viajó en el tiempo hasta el siglo XVII para poner en escena el momento en el que el condestable de Castilla, Don Álvaro de Luna, recibía la sentencia del juicio celebrado contra él el año 1439 en Castronuño y por el cual sufrió un destierro que le separaba de su señor el rey Juan II de Castilla.

Con esta visita teatralizada se abre boca para el gran evento que tendrá lugar a las 8 de la tarde del domingo en la plaza de la iglesia, dentro del Parque de la Muela. Los vecinos de Castronuño volverán a representar ‘El sitio de Castronuño’, capítulo de la historia que cambió el devenir de este municipio.

No hay comentarios

Dejar respuesta