Leonardo Hernández, en la cumbre del rejoneo

El próximo 5 de agosto está acartelado en la feria de Iscar

FuenteSantos García Catalán
Leonardo Hernández (Foto: Tauroemoción)

32 años lo contemplan y en la cima del rejoneo. Leonardo Hernández -de casta le viene al galgo- mamó y vivió el rejoneo desde la niñez a través de su padre, rejoneador del mismo nombre. Con diez Puertas Grandes en Madrid y cuatro consecutivas en Pamplona; que se dice bien pronto, aspira a convertirse en icono del rejoneo.

Ahora, de la mano de Alberto García (Tauroemoción) se dispone a cimentar lo que tanto esfuerzo le ha costado llegar. Con un rejoneo alegre, vistoso, arriesgado, cabal y sublime, vuelve a Iscar, una plaza de infausto recuerdo, pero superado con creces por el caballero pacense.

P.- Analicemos la temporada, torero.

R.- Esta es una temporada muy importante en mi carrera, en la que empecé con mucho compromiso y mucha ilusión y gracias a Dios está yendo muy bien. Cuento con una amplia cuadra y una tauromaquia de mis caballos importantísima. Creo que han evolucionado mucho en cuanto a calidad y toreo bueno. Por ello cada día hago un toreo de más riesgo, de más emoción, de más pureza y mayor calidad.

Leonardo Hernández (Foto: Tauroemoción)

P.- ¿Qué recuerda de aquel debut en un pueblecito de Granada en 2004?

R.- Fue impresionante para mí por el respeto que le guardo al mundo del rejoneo, siendo hijo de quien soy. Fueron unas sensaciones enormes. La verdad es que fue un día inolvidable.

P.- ¿Volver a Iscar es un reto y demuestra que no cree en malos augurios?

R.- Pues sí, después de aquel accidente tan brutal que tuve en 2007, volví un año más y ahora de nuevo pasando página y superando el trance. Aquello hizo que cogiera moral, superarme a mí mismo y forjarme en mi profesión. Al final saqué la parte positiva.

P.- ¿A qué saben las diez puertas grandes de Las Ventas?

R.- Pues a un sueño total. Cuando veía a mi padre torear en Madrid, de niño, nunca pude imaginar que pudiera salir ni siquiera una vez. Le debo todo a Madrid y es una plaza que siempre me ha mostrado su cariño. Me ha presionado, me ha exigido y ello ha hecho que haya tenido triunfos rotundos. Cada una de las diez salidas tienen mucha lucha, sacrificio y unas sensaciones impresionantes.

P.- ¿Y las cuatro consecutivas de Pamplona?

R.- Es una de las plazas más importantes del Mundo. Siempre la vi como algo inalcanzable, y sólo sentir el cariño de ese público, de esa afición que te anima te lleva al triunfo. Venir de San Isidro de triunfar y llegar a Pamplona es inigualable. Cuatro puertas grandes de cuatro es un sueño y lo de este año ha sido un auténtico zambombazo donde me sentí muy a gusto. Pude expresarme y demostrar mi calidad como torero, ayudado por mi cuadra. Sobre todo con Enamorado, cuajando un tercio de banderillas del que me siento muy orgulloso de él.

Leonardo Hernández (Foto: Tauroemoción)

P.- ¿Ser dinástico es beneficioso?

R.- Para mí, ser hijo de quién soy ha sido maravilloso y siempre me ha motivado. Además mi padre siempre ha estado a mi lado y pendiente de mi carrera y de mis evoluciones. Ser dinástico, para mí, ha sido un orgullo y una satisfacción muy grande.

P.- ¿Cómo se siente al estar apoderado por Tauroemoción?

R.-  Pues es una responsabilidad muy grande, pero a la vez una ilusión tremenda porque siento que todos remamos en el mismo sentido. Alberto es un hombre con una calidad tremenda y una ambición bárbara, además de admirarle pienso que es la persona ideal para dirigir mi carrera, y tanto él como su equipo hacen las cosas bien y uno siente de cerca el cariño y el apoyo de todos. Nunca lo había vivido de esta manera y ojalá sea por mucho tiempo.

P.- ¿Sigue aspirando a ser el número uno en el rejoneo?

R.-Claro, siempre que me visto de corto para salir a una plaza lo hago para ser el mejor, toreo para ser el número uno. Siempre aspiro a ello y es por lo que trabajo y me entrego al máximo en la plaza. Y por supuesto que mi total entrega en esto es para ser el mejor.

P.- ¿Cómo está el rejoneo actual? ¿Qué le falta y qué le sobra?

R.- Pienso que tiene cosas muy buenas porque hay una calidad y una variedad muy amplia de profesionales, muy importantes y muy buenos. Pero bajo mi punto de vista creo que falta competitividad en los carteles, faltan más carteles rematados. Las figuras van cada uno a su bola, cada uno por su lado y realmente falta competencia y mejores carteles en algunas ferias.

P.- Anime a sus seguidores y a los aficionados de Iscar y provincia y dígales qué Leonardo se van a encontrar en la tarde del 5 de agosto.

R.- Pues desde aquí les invito a que acudan ese día a la plaza de Iscar porque van a encontrar a un Leonardo con su máxima entrega y disposición. Llevaré a mis mejores caballos y espero torear como siempre soñé, como siempre quiero hacerlo. Ojalá pueda triunfar. Allí nos vemos. Un fuerte abrazo.

FOTOS CEDIDAS POR TAUROEMOCIÓN

Leonardo Hernández (Foto: Tauroemoción)

Leonardo Hernández (Foto: Tauroemoción)

No hay comentarios