Se divertían robando en explotaciones agrícolas de la provincia de Valladolid

FuenteEuropa Press
Guardia Civil. Fotografía: Europa Press. Archivo

Efectivos de la Guardia Civil han detenido a tres personas, que suman hasta 28 detenciones anteriores, por cinco robos con fuerza en explotaciones agrícolas y ganaderas ubicadas en Torrescárcela, Villavaquerín, Torrelobatón, Olmedo y Mojados.

Los individuos, de entre 20 y 36 años y arrestados en el marco de la operación ‘Rocatroen’, supuestamente se dedicaban al robo de todo tipo de metales, baterías, cobre y herramientas, han informado a Europa Press fuentes del Instituto armado.

Las detenciones después de que fueron sorprendidos «infraganti» cuando cometían un robo en una finca agrícola de Olmedo y se dieran a la fuga, tras lo que se inició un seguimiento del vehículo que utilizaban que finalmente fue interceptado por una patrulla a la entrada de Medina del Campo.

Allí se detuvo a dos varones y se procedió a la recuperación de los efectos que acababan de sustraer, así como herramientas utilizadas para la comisión de los robos. Posteriormente se procedió a la detención de un tercer implicado en los hechos en Valladolid.

Las investigaciones, que se iniciaron hace casi dos meses, permitieron saber que los detenidos habrían sido avistados en la localidad de Villavaquerín coincidiendo con la comisión de un robo con fuerza en una explotación agrícola, en la que habrían sustraído numeroso material de riego.

Se realizaron gestiones en los lugares de comisión y entrevistas con agricultores de la zona, al objeto de recabar datos, y se mantuvo una continua comunicación con el sector. Asimismo, se estableció un control del destino de los efectos sustraídos, para lo que se examinó la venta de estos productos en los canales que existen (establecimientos autorizados) mediante numerosas inspecciones.

Trabajaban de día 

Fruto del posterior análisis de la información obtenida se pudo determinar que los robos los cometía un grupo de personas con domicilio en Valladolid y los hechos se realizaban horas diurnas, con la sustracción de los efectos en muy poco tiempo para evitar ser detectados por testigos o patrullas policiales. Para desplazarse utilizaban caminos agrícolas y vías secundarias, para evitar la acción policial.

Una vez se pudo constatar que estas personas eran los supuestos autores materiales de los robos se establecieron varios dispositivos de vigilancia sobre los mismos y se pudo comprobar su gran movilidad geográfica, ya que en un mismo día podían recorrer gran parte de la provincia para elegir posibles objetivos e incluso se desplazaban hasta localidades de Segovia. Otra peculiaridad de este grupo era su constancia, pues salían en busca de estos objetivos a diario.

Los vehículos utilizados se encontraban a nombre de otras personas no vinculadas a los robos (familiares, amigos, etcétera) y los efectos sustraídos se vendían en diferentes centros autorizados, el mismo día del robo, para evitar ser localizados por las fuerzas de seguridad, de manera que obtenían así un «rápido y limpio» beneficio económico.

La Guardia Civil continúa las gestiones para comprobar la posible implicación de los detenidos en otros robos similares tanto en la provincia de Valladolid como en las limítrofes.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que son puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Valladolid. Los detenidos han quedado en libertad con cargos.

El Instituto armado ha recordado que ante cualquier sospecha de vehículos o personas que puedan cometer algún ilícito penal está a disposición del ciudadano el teléfono de emergencias de la Guardia Civil 062.

No hay comentarios