De tentadero en Toros de Brazuelas con los chavales del Certamen de Rioseco

Se lidiaron seis bravas y encastadas eralas para doce novilleros semifinalistas.

FuenteNatalia Calvo

Una semana más tarde volvimos a la finca de Jesús Pérez, el ganadero de Toros de Brazuelas que ofreció de nuevo sus eralas como lo hiciera en el arranque del Certamen en Medina de Rioseco. Mi “jefe” Santos me volvió a liar para que haga esta crónica porque él no pudo acudir por sus cosas de Grana y Oro. Y aquí estamos de nuevo con el doble trabajo de escribir lo que buenamente pueda y mis fotos, que son mi tesoro. Espero les guste.

En esta mañana ventosa me acompañaron Alberto, mi esposo y Eve, nuestra hija, quien por fin se atrevió a acariciar a uno de los bonitos caballos que Jesús y Alicia cuidan con tanto mimo.

Ya habíamos estado en la ganadería cuando le hicimos un amplio reportaje de la misma a Jesús  para Grana y Oro y NCYL y ahora, con los chavales y la gente del certamen, nos sentimos encantados de volver. No estaba Justo Berrocal y fue el profe “Chaca” quien hizo de presentador ante los novilleros, amigos y aficionados que asistieron al tentadero.

La plaza y su albero muy cuidados, aunque le faltó un poco de agua, para que las seis eralas, bien comidas y lustrosas, mostraran su bravura y empuje ante los becerristas que alguno de ellos sufrió revolcones sin importancia. Otros con más oficio estuvieron a la altura de las bravas eralas, por cierto de variado y precioso pelaje que diría mi “jefe” Santos.

Chema Rueda, Jesús Pedrosa y otros miembros del jurado tomaban buena nota para puntuar a los novilleros. Ya nos había entregado Maríadela una lista de los participantes para que siguiéramos el tentadero.

Maríadela es la que lleva todo el papeleo de la Federación y la que se encarga de estas tareas en los tentaderos del Certamen. Con ella hemos hecho buenas migas porque es muy buena gente y siempre está pendiente de mí para cualquier cosa. Y mientras al ganadero, en el burladero junto a chiqueros, se le notaba una ligera sonrisa por el buen juego de sus vacas.

Los doce chavales fueron lidiando las eralas a dos por animal y nos gustó mucho el chico de Laguna de Duero, Dani Martín, que fue el que más puntos sacó de la mañana. Nos enteramos que está en la escuela de Salamanca, mi tierra, y que por lo visto promete. También sacó buena puntuación el salmantino Ismael Martín y Jesús Romero, de Guadalajara.

Y colaborando en el tentadero estuvo el picador Jesús Del Bosque, que siempre estuvo atento a las indicaciones del ganadero para ver el juego de las vacas en el caballo, algo que Jesús Pérez exige y mucho a sus animales. El novillero Ricardo Maldonado ayudó a los chavales parando a las vacas de salida junto al banderillero Juan Cantora y el novillero José Manuel Serrano.

Por cierto que el ganadero le pidió a Maldonado que retentara una vaca que le había gustado y el novillero de Valladolid estuvo resuelto y toreando de maravilla. No sabemos lo que aprobará el ganadero de Brazuelas pero algunas vacas fueron de nota. Es lo que oí a los que entienden de esto.

Y después, tras quitarnos el albero de la ropa y beber un buen trago de agua, fuimos invitados a comer por la familia del Certamen que siempre llevan abundantes alimentos de la tierra. Si lo llego a saber hubiera llevado  algo de casa. Bueno es aprender para otra ocasión. Qué buenas gentes las del bolsín de Rioseco.

A continuación les detallamos el resumen que nos ha facilitado Maríadela con las puntuaciones: Jesús Romero, 46. Juan Carlos Lozano, 40. Juan Alonso, 36. Alejandro Núñez, 30. Alfonso Ferreira, 41. Daniel Martín, 52. Pedro Andrés, 42. Ismael Martín, 44. Pablo Polo, 36. Daniel López, 34 Alejandro Chicharro, 40. Óscar Da Silva, 43.

Fotografías: Natalia Calvo

No hay comentarios