Una muestra para propiciar la reconciliación entre personas y naturaleza

La Diputación acoge una exposición sobre proyectos ambientales

FuenteEuropa Press
La exposición en Pimentel (Foto: Europa Press)

El Palacio Pimentel de Valladolid acoge una exposición en la que se muestra la «reconciliación» entre personas y naturaleza a partir de los proyectos de voluntariado ambiental que la Fundación Caja Burgos y la Obra Social ‘la Caixa’ desarrollaron en 2018 en las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid.

La muestra, que se puede visitar hasta el próximo 26 de abril en la sede de la Diputación de Valladolid, se ha inaugurado hoy en un acto en el que han estado presentes la diputada de Cultura, Inmaculada Toledano; la representante de Caja Burgos Carmen Hernando, el responsable de Obra Social ‘la Caixa’ Rubén Castro y la técnico del programa de voluntariado, Alicia Bello.

Está formada por 45 paneles explicativos de distintos proyectos de recuperación del medio rural que han sido apoyados en el marco de la quinta edición del programa de voluntariado ambiental de ambas entidades, en el que han participado administraciones locales, mancomunidades, asociaciones o, incluso, ciudadanos a título particular.

De todos los paneles, 16 corresponden a las iniciativas realizadas en distintas zonas de la provincia de Valladolid, donde ha tenido lugar la recogida de residuos en la ribera del Pisuerga, de la mano de la asociación ‘Amigos del Pisuerga’; la repoblación de árboles en el municipio de Piñel de Abajo, la recuperación de una fuente o la elaboración de cajas nido en San Pelayo o la recuperación de la laguna de Benafarces y la reforestación de la ladera del Castillo de Tiedra por, ambas ejecutadas por la organización ‘Pajarillo Educa’.

Asimismo, la muestra expone parte del trabajo de los voluntarios de la Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (Acenva), como la plantación de especies autóctonas en San Miguel, la construcción de cajas nido y refugios de murciélagos en Santovenia de Pisuerga o la reserva biológica urbana de la zona del Tomillo, en Valladolid, como ha explicado Alicia Bello en declaraciones recogidas por Europa Press.

Además, también se incluye un panel sobre el proyecto llevado a cabo por el Ayuntamiento de Olivares de Duero para recuperar la población de abejas, insectos y aromáticas con el objetivo de conservar la diversidad, para lo que han puesto en marcha la instalación de hoteles de insectos, elaborados con material desechado por las bodegas, en los emplazamientos del casco urbano y el Canal de Riaza.

Por otro lado, la exposición también recoge los «variados» proyectos desarrollados en Burgos, como la construcción de un observatorio de buitres en la localidad de Huerta de Arriba, o en Burgos, con la difusión de la problemática y el control del visón americano en el río Camesa.

De este modo, el programa pone su «granito de arena» para mejorar el medioambiente de estas zonas y recuperar entornos, así como promueve la ecología de la reconciliación que fomenta la biodiversidad y la relación entre la naturaleza y la vida urbana, como ha destacado Carmen Hernando.

Rubén Castro, por su parte, ha subrayado que estas iniciativas se enmarcan en el carácter social de ambas entidades, puesto que uno de los propósitos es promover la inclusión de las personas en el medio rural que «no se debe olvidar» y fomentar el «nexo» entre las distintas generaciones de personas que participan en los proyectos, de modo que el mensaje de la «lucha» por el medioambiente se transmita.

En sus seis ediciones, este programa de ayudas al voluntariado ambiental ha respaldado un total de 175 proyectos, en los que se han involucrado cerca de 5.000 voluntarios de las provincias burgalesa, palentina y vallisoletana.

No hay comentarios