Un día inolvidable en Aldeamayor gracias a la magia del mejor Folklore

El municipio vallisoletano ha celebrado el II Festival Nacional de Folklore con un pasacalles primero que ha partido desde el Espacio Joven y que ha llegado hasta la Plaza Mayor donde los cuatro grupos presentes en el evento han mostrado sus mejores galas

FuenteAlvar Salvador

El término Folklore hace mención al conjunto de creencias, prácticas y costumbres que son tradicionales de un pueblo o cultura. Incluye bailes, leyendas, música, cuentos y las supersticiones, claro está, de la cultura local entre otros aspectos y es por tanto, el folklore, la disciplina que estudia estas materias.

Es hablar de tradiciones que son compartidas entre los habitantes de una población y que con el paso del tiempo perduran de generación en generación para convertirse en eternas y ser ensalzadas como ha hecho en la tarde de este sábado el municipio vallisoletano de Aldeamayor de San Martín en el II Festival Nacional de Folklore de la localidad.

“El objetivo que buscamos este año es, como en el primer festival, poner en valor el Folklore, que acaba siendo lo nuestro. Esperamos que tanto los vecinos como los visitantes que nos acompañen disfruten del evento. Buscamos que sea todo un éxito”, confesaba la concejala de Cultura de Aldeamayor, Virginia Almanza Badás, a NoticiasCyL minutos antes de que arrancara el Festival.

 

El acto, organizado por el Ayuntamiento de Aldeamayor y la Asociación Cultural Grupo de Coros y Danzas ‘Arienzo’, ha arrancado a las 17:45 horas desde el Espacio Joven. La gente se agolpaba por las calles del pueblo para presenciar el transcurrir de los grupos hasta la Plaza Mayor, donde ha llegado el punto culmen del acto.

El Grupo de Danza ‘Aldea Maior’, de Aldeamayor de San Martín, la Asociación Folclórica y Cultural ‘Espolín’, de la localidad asturiana de Pillarno, la Agrupación de Danzas ‘Virgen de las Nieves, de Tanos, en Cantabria y el Grupo de Coros y Danzas ‘Arienzo’, de Valladolid, con el sonar de la dulzaina y el tamboril de E.M. Tierra de Pinares, han hecho las delicias de los asistentes que han disfrutado en una tarde preciosa, sin lluvia, y con el sol como protagonista.

“El pasado año, el Festival fue un éxito por lo que hemos modificado lo justo para esta edición. Estamos muy contentos por contar con grupos con una gran trayectoria, lo que para nosotros es todo un lujo”, añadía la concejala, cuando hablábamos del elenco de calidad de los grupos participantes.

El folklore, eso distintivo que caracteriza a cada pueblo, dentro de la provincia vallisoletana, ha cobrado hoy una relevancia supina en Aldeamayor, en tiempos de globalización y en unas fechas en las que la cultura tiende a homogeneizarse y los países más fuertes imponen sus obras.

La resistencia para la identidad de esta localidad vallisoletana se ha puesto de relieve y el Folklore ha sido el mejor lenguaje para expresarlo en una tarde mágica e inolvidable en Aldeamayor de San Martín.

No hay comentarios