Los trabajadores de Made recibirán formación para adaptarse a nuevas funciones

Acuerdo entre Junta e Imedexsa para facilitar la adaptación a la nueva empresa

FuenteEuropa Press
Los trabajadores de Made concentrados ante la fábrica (Foto: Jorge Barragán).

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, se ha reunido este viernes con el administrador único de Imedexsa, Gregorio Peña, la empresa extremeña que comprará la planta de Isowat (Made) en Medina del Campo (Valladolid) para «rematar» algunos temas pendientes de una negociación que se ha llevado a cabo durante cerca de un año, con la formación de los trabajadores como principal objetivo para que se puedan adaptar al nuevo proyecto productivo que se prevé poner en marcha en agosto.

«Tiene cierta prisa porque ya tiene negocio para Medina del Campo», ha asegurado la consejera que ha valorado una vez más la apuesta de un «empresario bueno» por invertir en la Comunidad.

Según ha explicado la consejera, los trabajadores de Isowat que se van a quedar en la nueva empresa, todos salvo 16 prejubilaciones, necesitan formación para adaptar sus conocimientos, principalmente de oficina, al nuevo proceso productivo, una tarea que se intentará llevar a cabo en Medina del Campo.

Del Olmo y Peña han aprovechado este nuevo encuentro para cerrar otros flecos pendientes en materia de financiación de un proyecto en el que el empresario extremeño prevé invertir unos 14 millones de euros que serán financiados «en una gran parte» –entre el 80 y el 90 por ciento– a través de una variedad de «préstamos reembolsables» de la Lanzadera Financiera, herramienta puesta en marcha esta legislatura que la consejera ha defendido como una de las «ventajas» de la Comunidad.

El empresario ha traslado a la consejera su deseo de que la jueza que lleva el caso adjudique «pronto» la planta para poder poner en marcha la empresa cuanto antes para evitar periodos de falta de operatividad que perjudican principalmente a los propios trabajadores, ahora en fase de ERE, y a los que Del Olmo ha trasladado su agradecimiento por los esfuerzos que han realizado en la negociación con renuncia incluso de algunos de sus derechos como las reclamaciones individuales.

«Van a tener un trabajo futuro en un proyecto que, de entrada, va a contratar como mínimo a 120 personas según va rehaciendo las instalaciones», ha defendido la consejera que ha apuntado a la posibilidad de que esta empresa crezca hasta llegar hasta los 200 empleados «a medio plazo» para convertirse así en la segunda empresa más importante de Medina del Campo, tras Ibersnacks.

Del Olmo no ha ocultado que la solución a esta crisis empresarial ha sido «muy difícil y costosa» ya que ha habido que superar distintos trámites, como el visto bueno de los trabajadores, del administrador concursal y de Abanca, el principal acreedor.

No hay comentarios