El nuevo Renault Captur trae sorpresas para Medina de Rioseco

Vista aérea de Medina de Rioseco

La empresa BMS Automotive Rioseco ha invertido dos millones de euros en su nueva planta de Medina de Rioseco (Valladolid) con el fin de ampliar la maquinaria con la que cuenta en sus líneas de producción ante la llegada del nuevo Renault Captur que se fabricará en la capital vallisoletana.

BMS Automotive SL, dedicada a la producción de piezas plásticas para el sector de la automoción, ha realizado esta inversión en una segunda fase para la ampliación de sus líneas de inyección y soplado existentes.

La inversión consiste en la incorporación de maquinaria alemana de última generación, que se destinará al nuevo proyecto de Renault HJB (nuevo Captur) que inicia su fase de montaje el próximo mes de junio en la planta vallisoletana de la marca del rombo.

BMS Automotive Rioseco es el fruto de la ‘joint venture’ entre la empresa barcelonesa Blow Molding System (67 por ciento), la leonesa Sumasa (19) y Orange Capital (14), esta última de capital luso.

La compañía está instalada en una nave de nueva creación de 2.700 metros cuadrados en el polígono industrial Villalpando II de la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco.

La inversión generará 17 nuevos puestos de trabajo que, sumados a las 26 personas que ocupa la firma en la actualidad, harán un total de 43 empleados una vez la planta esté a pleno rendimiento.

La empresa, para asumir dicha inversión, ha suscrito recientemente una ampliación de capital, a la que se suman un crédito participativo concedido por Sodical Instituto Financiero de Castilla y León y recursos financieros ajenos procedentes de otras entidades.

BMS Automotive Rioseco tiene previsto alcanzar este mismo año una cifra de negocios de 3,3 millones de euros que se duplicará en el año 2020, según está definido en el plan de negocio de la compañía.

No hay comentarios