La Diputación respalda a Cáritas, Cruz Roja y Banco de Alimentos

Con 180.000 euros para financiar la labor de atención a las personas en situación de vulnerabilidad

FuenteEuropa Press
Presentación del acuerdo (Foto: Diputación de Valladolid)

La Diputación de Valladolid ha renovado los convenios con Cáritas Diocesana, Cruz Roja y el Banco de Alimentos, por los que destinará 180.000 euros para respaldar su trabajo de atención a las necesidades de los colectivos en situación de vulnerabilidad y su lucha contra la exclusión social en la provincia.

El presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero; el director de Cáritas de Valladolid, Guenther Eduardo Boelhoff; el presidente provincial de Cruz Roja, Eduardo Sánchez, y el de la Fundación Banco de Alimentos, Jesús Mediavilla, han rubricado este viernes los convenios en la Casa Consistorial de Renedo de Esgueva en un acto en el que también ha estado presente el alcalde de la localidad, Luis Fernández.

El acuerdo suscrito con Cáritas y Cruz Roja mantendrá los 120.000 euros de aportación por parte de la institución provincial, 60.000 euros para cada entidad, que, como en años anteriores, se dirigirán a “dar un paso más” en el programa de alquiler de vivienda, que llega a víctimas de desahucios, refugiados y víctimas de violencia de género, el de apoyo a menores en vacaciones escolares y el de formación en diferentes ámbitos para facilitar la integración.

Con esta contribución, como ha indicado Carnero en declaraciones recogidas por Europa Press, la cifra de este convenio a lo largo del presente mandato se eleva hasta los 480.000 euros que han permitido cubrir las necesidades de vivienda de 41 personas y familias en situación de vulnerabilidad, entre ellas tres mujeres víctimas de violencia de género.

Asimismo, se han realizado acciones formativas dirigidas a más de 200 personas y se han atendido las necesidades de alimentación infantil de más de 270 alumnos durante los períodos vacacionales escolares.

En cuanto al convenio con Banco de Alimentos, cuyo importe es de otros 60.000 euros, se podrá continuar con la asunción de los gastos corrientes necesarios para la recogida, selección, almacenamiento y distribución de alimentos en la provincia, como se ha ejecutado el año pasado a través de 70 entidades y con 4.492 beneficiarios. Con esta aportación, la cantidad que se ha destinado a esta entidad durante la presente legislatura asciende a 278.000 euros.

Eduardo Boelhoff ha incidido en que detrás de esta colaboración se encuentra una “exitosa” práctica de trabajo conjunto que se coordina para “dar la mejor respuesta” a las necesidades de las familias de la provincia que aún sufren la crisis.

Igualmente, ha destacado las “historias personales” de las familias que con el respaldo económico de las instituciones públicas y particulares pueden “salir” de situaciones de vulnerabilidad y ver cubiertos sus derechos. Así, ha precisado que el 50 por ciento de la aportación económica que la Diputación destina a Cáritas Diocesana se dedicará a ayudar a mujeres víctimas de violencia de género.

Por su parte, Jesús Mediavilla ha subrayado que esta colaboración permite al Banco de Alimentos continuar con la atención a 4.500 personas en la provincia, de las que 4.200 son niños que pueden recibir alimentos para mantener una dieta “equilibrada”, y ha avanzado que la Fundación estudia un nuevo proyecto para que su labor llegue a todos los municipios vallisoletanos.

Por último, Eduardo Sánchez ha resaltado la necesidad del acuerdo entre estas entidades porque, como ha asegurado, aunque la crisis remite aún se percibe a varias familias en una situación socioeconómica “deteriorada”, por lo que hay que “prestar atención” a la pobreza infantil.

“La Diputación tiene una especial sensibilidad con los temas sociales”, ha recalcado Sánchez, quien también ha agradecido al Banco de Alimentos y Cáritas por la “complementariedad” con la que se desarrolla el convenio firmado este viernes.

No hay comentarios