La peña El Fregao entrega sus premios taurinos

Javier Castaño, Prieto de la Cal, Rafa Agudo y Mario Campillo premiados. Mención especial al picador Juanan Agudo.

Foto: Natalia Calvo

La peña “El Fregao”, de Laguna de Duero, entregó en la noche de ayer sus trofeos taurinos que comparte con los del consistorio ribereño. La peña, festera y lúdica, es numerosísima en socios (240) y sus componentes colaboran y animan la localidad con numerosos actos a lo largo del año. Se creó hace cuatro décadas.

El trofeo taurino que concede anualmente esta entidad se viene entregando desde hace veinte años y en esta ocasión celebraron el aniversario con un homenaje al matador de toros leonés-salmantino Javier Castaño, para recordar que él fue el primero en conseguir este galardón cuando era novillero.

En las paredes de esta enorme y bien cuidada sala de la peña, propiedad de los socios y ubicada en pleno centro de Laguna, se exhiben fotografías y carteles que cuentan la historia de estos últimos veinte años de los premios taurinos. Y desde ayer figuran todos los galardonados. Por este aniversario los socios creadores de estos galardones recibieron un homenaje, entre ellos el buen aficionado Vicente Agudo.

Y desde hace tres lustros (2004) el ayuntamiento se unió a la entrega de premios de este grupo -los dos últimos alcaldes y algunos concejales son socios de la entidad- para entregar el “Junco de Oro” al triunfador de las novilladas que se celebran durante las ferias y fiestas de septiembre. Este galardón quedó desierto.

En esta edición la mejor faena se le concedió al picador Rafa Agudo (mayoral junto a su hermano Juanan de El Raso de Portillo) al entender el jurado que “toreó” a caballo de forma magistral ante un novillo de Prieto de la Cal. El trofeo que recogió el piquero boecillano es una peana con una preciosa foto obra de nuestra colaboradora gráfica Natalia Calvo.

Novillada que por otra parte también ha resultado galardonada con justicia, pues los utreros de origen veragüa resultaron bravos, codiciosos y con una pelea en el jaco de los piqueros que causaron admiración entre los aficionados.

En nombre del ganadero acudió a recoger el premio Juan Sagarra Gamazo, copropietario del legendario hierro de Boecillo, quien disculpó la ausencia de Tomás Prieto de la Cal. Y vino a decir Juan un encargo del ganadero onubense: “Que en el próximo festejo de Parentis (Francia) sus animales fueran picados por los hermanos Agudo (Rafa y Juanan). La sala estalló en aplausos”. Así que todo el protagonismo fue para El Raso de Portillo.

También fue premiado el subalterno y ex matador de toros Mario Campillo quien recogió el premio al mejor par de banderillas. Y una mención especial recibió el picador Juanan Agudo (Titi) por su notable actuación. Recordemos que esa tarde en el coso lagunero hubo un desafío de ganaderías con tres utreros de Prieto de la Cal y tres de Isaías y Tulio Vázquez. Recuerdo el titular de mi crónica de aquel día: “¡Viva la suerte de varas!

Y no olvidaré el detalle que Manolo Illana y un servidor recibimos por parte de esta simpática y veterana entidad: dos preciosos trofeos en cristal con el agradecimiento “por su inestimable colaboración”. Siempre les atendimos cuando nos llamaron.

En la mesa, con un coloquio ameno conducido hábilmente por Manolo Illana (Grana y Oro-CYLTV), estuvieron los premiados junto a José Luis Ramírez, alma mater de los premios y presidente del coso ribereño, el concejal Héctor González y el presidente de la peña Jesús Sastre.

Y en el salón un numeroso público -fundamentalmente peñistas- donde no faltaron ni el alcalde, Román Rodríguez ni el ex alcalde Luis Minguela, ahora en la oposición y diputado provincial. También saludamos al empresario taurino Enrique Luján (que vino expresamente de Badajoz y que de nuevo volverá para los premios de Pedrajas el día 9 de febrero), a Santi Garay (apoderado del novillero Juan Cervera), a Cholo y a Raquel (los criadores de los bueyes berrendos en colorado en Tudela). De asociaciones taurinas vinieron Jesús Pedrosa (Federación) y Jesús Doncel (Peña El Juli).

Y nuestra mención especial y particular para Saray, una artistaza mojadense (esposa de Mario Campillo) que hizo una entrada triunfal y muy aplaudida junto a su precioso hijo Miguelito. Y decimos triunfal porque justo al preguntarle Illana a Campillo por ellos aparecieron por la puerta de la peña. Por cierto que Saray, entes novillera que cantante, prepara una gira musical especial que dará que hablar.

Tras el acto y el vino posterior, donde todos los asistentes fueron invitados, los peñistas, como hormiguitas, fueron montando mesa y mantel para ofrecer una cena donde se conmemoró el 20 aniversario de los trofeos. Opíparo menú con sobresalientes productos de barbacoa y un postre en forma de tarta donde brindamos por el cumpleaños de Honora, esposa de José Luis Ramírez.

Y desde estas líneas brindamos, destacamos y agradecemos la generosidad y la bonhomía de estas gentes laguneras que, desde su modestia, tanto aportan a la fiesta de los toros.

Les ofrecemos una amplia galería fotográfica de Natalia Calvo.

No hay comentarios