La compra de Made pasa por un ERE extintivo

Del Olmo confía en la "flexibilidad" de las partes para cerrar la operación

Pilar del Olmo, junto a Juan Vicente Herrera y Carlos Fernández Carriedo hablando con los trabajadores de Made.

La consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Pilar del Olmo, ha asegurado que el cierre de la compra de Made por parte de la empresa extremeña Imedexsa pasa por la “flexibilidad” de todas las partes implicadas en el conflicto y, en concreto, ha reseñado que la posible solución obliga a aplicar un ERE extintivo entre los trabajadores con el compromiso de la nueva titular de volver a contratar a en torno del 90 por ciento de la plantilla en un futuro.

Del Olmo ha dado cuenta de la situación actual de la planta de Made en Medina del Campo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde los trabajadores celebran este jueves una asamblea para adoptar una decisión en torno a la propuesta de la empresa extremeña que prevé acometer inversiones en el municipio vallisoletano de en torno a 10 millones de euros.

La consejera ha insistido en que la industria con la que se trabaja es “líder” en el sector de torres eléctricas, material que se fabricaba en la factoría de Medina del Campo. Así, ha detallado que en los últimos días ha habido reuniones con todas las partes con el fin de “ayudar” al empresario a que haga una oferta final por MADE.

No obstante, la consejera ha insistido en que existen “escollos”, por un lado la negociación con la principal empresa acreedora, Abanca, y por otro la situación de los trabajadores a quienes se les adeuda unos a dos millones de euros.

Así, la consejera ha detallado que ayer mismo el empresario titular de Imedexsa, Gregorio Peña, estuvo reunido con el Comité de Empresa de Made para trasladar que con el fin de que prospere la operación son necesarios “sacrificios por todas las partes”.

“La única posibilidad que vemos para que Made continúe es que este empresario haga esa oferta, ayer, tras reunión larga, se comunicó a los trabajadores que debían renunciar a algunos de sus derechos”, ha aseverado Del Olmo, quien ha destallado que esas renuncias pasan por que mientras se hagan las inversiones se debería tramitar un ERE Extintivo.

No obstante, la extremeña garantiza que en unos meses, una vez acometidas las mejoras, se haría cargo de más del 90 por ciento de la plantilla y se gestionarían prejubilaciones para el resto.

Así, la consejera ha señalado que la decisión última depende ahora de lo que los trabajadores decidan en asamblea. “Es eso o si no al empresario no le salen las cuentas, es un proyecto de mucha inversión, más de 10 millones de euros, y tiene previsto futuras ampliaciones, los pocos trabajadores que se queden fuera podrían integrarse en un futuro”, ha destacado.

“Confío y espero que se consiga llegar a un buen acuerdo, la postura de Abanca se está flexibilizando, es un tema muy complejo, complicado, se mezcla todo y muchas partes pero la esperanza es lo último que se pierde”, ha aseverado Del Olmo, quien ha señalado que el ERE Extintivo se aplicaría durante meses, el tiempo que requiera el empresario para renovar las instalaciones, tras lo que, como ha insistido, “le interesa contratar a gente con experiencia”.

No hay comentarios