Una mística historia de Castronuño en Cuarto Milenio

Los hombres chopo han sido protagonistas este domingo en el programa de Cuatro que dirige Íker Jiménez.

Íker Jiménez con los hombres chopo. Captura: Cuatro.

‘Cuarto Milenio’, el programa que dirige Íker Jiménez y que se emite todos los domingos en Cuatro, ha querido hacer un homenaje a Paco Pérez Abellán, periodista de sucesos recientemente fallecido. Para ello han realizado un repaso a la carrera periodística del mismo este domingo con una entrevista a su hijo Paco Pérez Caballero.

En este programa ha sido protagonista también un municipio vallisoletano ubicado a 60 kilómetros de Valladolid como es Castronuño, que se ha colado en el místico programa por la historia de los hombres chopo.

“Nos vamos hasta una zona mágica, maravillosa, casi como un sueño. En pleno corazón de Castilla, a uno de los lugares de misterio”, señalaba antes de lanzar el reportaje, Íker Jiménez, hablando de la bella zona que bordea a la localidad pucelana.

César, ganadero de profesión, volvía más de 30 años después al lugar en el que todo ocurrió. Fue una tarde y tras acabar con su jornada laboral. Este trabajador iba a dejar a su ganado en el mismo lugar de siempre cuando, como él mismo relata, “se quedó asustado al ver a tres hombres de 2,80 metros con unos dedos de las manos muy largos”.

César explicando lo ocurrido. Fotografía: Captura Cuatro.

“Estos hombres me fueron contando secretos que eran ciertos y luego no recuerdo mucho más porque me desvanecí”, añade César. Añade además que acudió hasta la casa de su encargado, llamado Luís, para contarle lo sucedido con estos hombres chopo, pero este no le creyó.

Sin embargo, esto iba a cambiar cuando el encargado escuchó unos alaridos tres o cuatro días después, justo donde César había visto estas extrañas presencias. “Sentía a alguien detrás”, cuenta Luis en el reportaje.

En el mismo aparece Enrique Seoane, alcalde de Castronuño, que afirma que esta historia “es algo que se ha contado siempre”, en la localidad, mientras que Tomás Hijo, profesor de la Universidad de Salamanca, explica el caso comparando a estos hombres con las tradiciones que se cuentan de los Dioses del Bosque.

Enrique Seoane, alcalde de Castronuño. Captura: Cuatro.

“El caso inicial crece y va cogiendo forma. El hombre cuenta algo imposible y lo mantiene porque se le quedó grabado a fuego”, asegura Íker Jiménez, que añade además que “la zona es ufológicamente caliente” y que “la credibilidad está fuera de toda duda”.

Una historia para no dormir en un paraje precioso como es Castronuño.

Los hombres chopo y Castronuño, presentes en Cuarto Milenio

FuenteAlvar Salvador
Compartir
Artículo anteriorMil caminos a Santiago
Artículo siguienteTodos los detalles del cartel de Semana Santa 2019 en Zamora
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios