Barruelo del Valle, territorio Vox

El municipio vallisoletano, ubicado a unos 34 kilómetros de la capital, es el único en la provincia que cuenta con un alcalde del partido verde.

Barruelo del Valle. Fotografía: Google Maps.

Los 12 escaños que Vox obtuvo el pasado domingo en Andalucía han cambiado todo el tablero de ajedrez político, ante unas elecciones que están a poco más de cinco meses, con un invitado que nadie esperaba.

El partido de Santiago Abascal ha provocado un auténtico terremoto político desde el domingo y son muchos los que miran con lupa su programa e ideario y también los tertulianos que se atreven a realizar hipótesis sobre cuál será el papel del partido verde en el resto del territorio español, tras su aparición para derrocar a Susana Díaz con un tripartito conformado por el partido de moda, PP y Ciudadanos, que acecha.

Sin embargo y hablando de Castilla y León, Vox ha estado presente en la Comunidad, en pequeños reductos y municipios como Cardeñuela Riopico en Burgos, Navares de las Cuevas en Segovia o Barruelo del Valle en Valladolid, desde las elecciones de 2015.

Dentro de las influencias de Torrelobatón, a unos 34 kilómetros de la capital del Pisuerga y con menos de 100 habitantes, Barruelo del Valle ha saltado a la palestra en las últimas horas después del éxito de Vox en Andalucía, por tener un alcalde de dicho partido.

Situado en una pequeña ladera que vierte sobre un pequeño valle, la localidad pucelana conserva su sabor añejo con casas de adobe que resisten al paso de los años y con una iglesia, la de San Pelayo, ubicada a la entrada del pueblo, Barruelo dio en 2015 su apoyo a Mario Fuentes Francos, el  primer edil del partido verde que tiene al pueblo encandilado con su labor.

De los escasos 66 habitantes que tiene el pueblo, 49 con derecho a voto, VOX logró triunfar en la urna de las municipales con 30 votos.

La localidad pucelana se mantiene impasible ahora a las voces que llegan tras el terremoto confiando su suerte a un alcalde, de VOX, que tiene enamorados a todos sus vecinos.

No hay comentarios