Entretenido festival en la última de Feria de Tordesillas

Luguillano, Joselillo y el novillero Diego García tocaron pelo

Fotos: Natalia Calvo

Encastado salió el primero que toreó David Luguillano tirando de oficio, además de galanura y barroquismo. Faena muy variada por ambos pitones que fue muy aplaudida. La espada fue efectiva y David paseó una oreja que le pidieron con fuerza. Brindó al ganadero y apoderado Angel Castro que se encontraba en el callejón junto al novillero Manuel Diosleguarde.

Otro trofeo logró Joselillo con un toreo muy animoso, manejando las telas toreras con mucha soltura. Brindó a Álvaro de la Calle que se recupera de una lesión en el hombro y no pudo actuar en Tordesillas. Faena larga predominando los naturales y manoletinas ceñidas. Certero con la espada estuvo el torero de Las Delicias ante un novillo repetidor y bravo. Fue ovacionado en el arrastre.

Saludó una ovación Gómez del Pilar que entró por el lesionado Álvaro de la Calle.  Marró con los aceros  una faena donde se olvidó del tiempo. Se hartó materialmente de torear y le sonaron dos avisos al torero de Parla.

Borja Jiménez volvió a Tordesillas y exhibió un toreo sevillano de mucha clase. Destacó en el recibo capotero. Con la muleta estuvo muy templado pero con la espada se atascó. Palmas cariñosas tras aviso recibió el diestro de Espartinas.

Diego García sorteó el mejor novillo de la tarde y lo aprovechó al máximo. Repetidor, noble y bravo el eral que cerraba festejo con el que se lució el joven novillero sin caballos que aportó frescura a la tarde. Mató arriba y cobró una oreja con fuerte petición. Fue avisado del palco.

Se lidiaron erales de Miranda de Pericalvo que resultaron bravos nobles y manejables. Excelente el quinto. Más de media plaza en tarde calurosa.

Fotos: Natalia Calvo

No hay comentarios