Encuentro de escuelas taurinas en Pollos

Excelente clase práctica de toreo con siete ilusionantes chavales

FuenteSantos G. Catalán

La mercantil Toropasión -la más importante a nivel mundial en la organización de festejos populares, fundamentalmente concursos de cortes- en colaboración con el Ayuntamiento de Pollos, tuvieron a gala de incluir, dentro de los festejos taurinos tradicionales, un encuentro de escuelas taurinas que resultó todo un éxito.

Cuatro fueron las escuelas que se dieron cita en este evento en el que participaron un total de siete aspirantes entre becerristas, novilleros sin caballos y uno que destacó sobre el resto ya que debutó con los del castoreño hace escasos días.

Se lidiaron cinco eralas de hierro lusitano de Lupi, de origen Murube. Mansitas algunas y manejables todas, con escasa fuerza otras y codiciosas en general.

Madrid estuvo representado por la escuela taurina “José Cubero Yiyo” que dirige el maestro “El Fundi”, y el novillero actuante fue Borja Ximelis; alicantino de 20 años que es a quien nos referíamos anteriormente en su debut con caballos. Se notó la diferencia y el oficio adquirido frente a sus compañeros de paseíllo.

Dos novilleros sin caballos aportaron las escuelas de Valencia y Adur Afición (Aire-sur-l’Adour): Alejandro Contreras (20 años y de Chiva) y Florian de Enrique (19 años y de Burdeos), respectivamente. El valenciano pudo lucirse y sacar más partido de su erala que el francés, a quién le tocó una vaca rajada desde los inicios.

Y de la escuela taurina de Medina de Rioseco hicieron el paseíllo cuatro ilusionantes chavales que bregaron y sufrieron lo suyo para lidiar con las dos vacas que les tocaron en suerte: Juan Ignacio Sagarra (de la familia de El Raso de Portillo), de Boecillo y 16 años. Pedro Andrés, de Vitoria y con 14 años.  Víctor Alonso, de 15 años y de Palencia y Guillermo Alonso, de tan solo 12 años y natural de Venta de Baños.

Destacó sobremanera el vitoriano Pedro Andrés por su desparpajo ante la cara de las eralas.

Una iniciativa muy loable -económica de realizar- por parte de los gestores de Toropasión, que permite que los chavales de la escuelas taurinas puedan desarrollar su aprendizaje sin coste alguno. Eso es mirar hacia el futuro en el mundo del toro donde todo está mercantilizado, y a veces deshumanizado…

Una magnífica entrada de público  -el festejo estaba incluido en el abono- que aguantó  hasta el final demostrando una excelente afición. La banda de música de Pollos amenizó el festejo. Entre barreras andaban los responsables de la escuela Riosecana con Justo Berrocal al frente, acompañados del profesor de la escuela Herminio Jiménez “Chaca” (el mejor toreo de capote de salón que hayan visto), Chema Rueda, Manolo Lobato y la secretaria de la Federación Taurina de Valladolid, Mariadela  Alvarez.

Y entre bastidores, “cociendo” el asunto, los incansables gerentes de Toropasión: Miguel Angel Pérez y Carlos Bernabé quienes junto a Germán Villar (estaba en Alfaro) forman un trío de empresarios jóvenes y audaces que han conseguido levantar un auténtico imperio en el mundo del toro (ganado bravo, populares y cortes) a base de trabajo y buena gestión. Son los creadores e impulsores de la Liga del Corte Puro, que tanto arraigo tiene en nuestro territorio.

P.D. Nosotros disfrutamos del festejo poniendo nuestro granito de arena narrando, micrófono en mano, a nuestro saber y entender. Y me gustó. Una experiencia de este tipo, a estas alturas de carrera, siempre resulta satisfactoria.

No hay comentarios