Aldeamayor reivindica la importancia del Privilegio de Villazgo

La localidad combina las actividades culturales y populares con el recuerdo histórico del título de Villa que recibió en 1776

FuenteIsaac Barrientos

Aldeamayor de San Marín celebra estos días las fiestas del Privilegio de Villazgo, unos días en los que la localidad combina las actividades culturales, deportivas y taurinas con el recuerdo histórico de 1776, cuando el rey Carlos III otorgó el título de Villa y supuso que Aldeamayor se desligaba de Portillo a efectos jurídicos y administrativos.

Aunque el programa comenzó el día 11, este fin de semana se aglutinan la mayor parte de las propuestas. En la mañana del sábado la Escuela de Música Tradicional Tierra de pinares ha sido la encarga de poner la animación, con su recorrido por las calles que ha dado paso al acto institucional en la Casa de Cultura.

Antes del pregón y la entrega del premio de este año, Celso Prieto, padre carmelita y vecino de Aldeamayor, ha recordado la importancia histórica del Privilegio de Villazgo, “porque antes de tener el título de villa, cada vez que había un litigio había que ir a Portillo, y si el conflicto era con un vecino de Portillo siempre les daban la razón a ellos, así que traer la justicia al pueblo fue un avance muy grande”.

Todo cambió el 19 de mayo de 1776 en Aranjuez, donde Carlos III firmó este privilegio, “que le costó a cada vecino más de 7.500 maravedies, una cantidad enorme”, ha relatado Prieto. Medio siglo después, con la nueva ley, cualquier lugar podía ser municipio sin pagar, “pero tener el Privilegio de Villazgo en aquél momento es una joya de identidad que tenemos aquí”.

Desde 2002 Aldeamayor celebra estas fiestas y en el 2006 comenzaron a repartir los premios Privilegio de Villazgo. Este año los pregoneros han sido Beatriz Cristóbal y Óscar Martínez, de la Asociación Cultural Taurina de Aldeamayor (ACAT), que han recordado sus diez años de funcionamiento, y han explicado que eligieron “el Privilegio para organizar un evento taurino por la relevancia que tiene esta fecha para la localidad”.

Por su parte, el alcalde, Fernando de la Cal, ha incidido en el “privilegio que supone ser alcalde de Aldeamayor” y ha destacado el trabajo de los empleados municipales “por su labor estos días para que todo salga bien durante las fiestas”.

Este año el premio Privilegio de Villazgo ha sido para la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, “que realizan un trabajo siempre es importante, una labor destacada en todos los eventos que organizamos”, ha detallado De la Cal antes de entregar el reconocimiento a Alex Mena en nombre de la Agrupación.

El broche al acto lo han puesto los niños y niñas del grupo de teatro El Llano, que han recreado la situación existente para los vecinos de Aldeamayor cuando dependían de Portillo y la relevancia que tuvo para la localidad el privilegio concedido por Carlos III.

 

No hay comentarios