El que no llora, no mama

#EnClaveBlanquivioleta

FuenteAlvar Salvador
loading...

Tiene que resultar difícil ser Ronaldo o Carlos Suárez en este momento. Ser consciente de que tu equipo está siendo maltratado árbitralmente y no saber realmente si alzar la voz por miedo a que las cosas vayan a peor o no hacerlo y que todo permanezca como está, y eso no es bueno para un Pucela que ayer se volvió a ver perjudicado en una acción de tiralíneas por el VAR.

Óscar Plano marca el gol del empate en el 48. Todo parece normal. Jaime Latre da el tanto hasta que por el pinganillo le comienzan a hablar esas autoridades superiores que se encuentran delante de la TV y que conforman el VAR. Al mando del mismo Hernández Hernández, el que ya se la lió al Pucela hace unos años con ese saque de banda en Mestalla.

El colegiado escucha, durante más de cinco minutos las instrucciones que le llegan, hasta que decide marcharse a la pantalla para contemplar la jugada. Tras hacerlo, anula el gol por fuera de juego, de Ünal, de Calero o de ambos, que en principio y, según su criterio, impiden la visión de Oier, participando en la jugada.

La sorpresa de Moyano, el capitán, es total. La del resto de los jugadores también. La de Sergio, con posterior rajada en rueda de prensa, igual. El enfado de este, mayúsculo y con razón, más aún teniendo en cuenta el penalti del pasado martes en Copa en el choque ante el Getafe, en una jugada de risa.

La afición blanquivioleta pide a su presidente Ronaldo que alce la voz, que denuncie públicamente la persecución arbitral, con el VAR como escudo, que está sufriendo el Pucela. La Federación de Peñas anuncia distintos actos de repulsa para que esto no se  vuelva a repetir.

“La semana pasada nos preguntábamos qué hacer. El Levante hizo un comunicado y parece que les ha funcionado. El error esta vez es manifiesto”, aseguraba el míster de la escuadra blanquivioleta tras acabar el choque añadiendo además que “Parece que estamos molestando en esta Liga”. Se puede decir más alto pero no más claro.

Ronaldo, Carlos Suárez o el que sea han de coger el toro por los cuernos y alzar la voz para que el Pucela pueda competir en las mismas condiciones que sus rivales. Deben sacar a la luz y recordar todas las veces que su equipo se ha visto perjudicado esta temporada por el VAR. Deben de llorar sabedores de que llevan la razón. Porque está visto que el que no llora, no mama en esta Liga, y que si nadie habla el daño puede ir incluso a más.

No hay comentarios