La cara y la cruz

En clave blanquivioleta.

Como si cogieran una moneda en este preciso instante. De euro, de dos euros. Si no la tienen a mano imagínensela rodando en el aire para acabar sobre la mesa. Si es cara, se llamará Daniele Verde, si es cruz, Duje Cop, eso en las monedas de un tablero, el blanquivioleta que vuelve a vibrar con ese pase a los octavos coperos.

Es abismal y diametralmente opuesta la racha que vive el italiano, con la suerte de cara en los últimos encuentros, quitando el de Zorrilla ante el Leganés, vitoreado por el público en un cariño que recuerda, en parte, al que se tuvo la temporada pasada con Gianniotas, y un Duje Cop desquiciado que no encuentra la vía del gol.

El italiano sigue demostrando que por algo la Roma puso sus ojos en él. Verde es un jugador diferente, eléctrico y desequilibrante. De esos que todo entrenador quiere tener para romper  y desequilibrar partidos ya sea desde el inicio de los encuentros o desde la banqueta.

Además de todo esto, el transalpino tiene un auténtico misil en su pierna izquierda como se pudo ver, precisamente en Son Moix, con esos dos zapatazos que a la postre serían importantísimos para el pase certificado este miércoles a los octavos coperos precisamente con otra diana de Daniele.

Y eso que en el partido de vuelta de Copa apenas jugó 15 minutos pero la comunión con sus compañeros y, principalmente, con una afición que ya corea su nombre es curiosa a la vez que fundamental para insuflar ánimo en un jugador que ha de seguir siendo importante en una temporada que se antoja larga y sumamente complicada.

En el lado opuesto se ubica Duje Cop. El croata está peleado con el gol y no ve la manera de acabar con su mala racha. Ya dijo Jorge Valdano que el fútbol es un estado de ánimo y el del ariete está ahora mismo por los suelos.

Este miércoles tuvimos una nueva entrega en Zorrilla tras el penalti absurdo que el guardameta del R.C.D. Mallorca cometió sobre Óscar Plano. El croata cogió el balón para chutar él el lanzamiento desde los 11 metros y la falta de confianza ante la sequía de un delantero hizo que el balón saliera lamiendo el poste izquierdo del marco mallorquín.

Ni los ánimos de sus compañeros, ni el aliento de un público que sigue estando con él le levantó el ánimo.

Conviene recuperar para la causa a Cop y cuidar con mimo a Verde. Dos jugadores de una calidad de Primera y de los que el Pucela tendrá que tirar para conseguir la tan ansiada permanencia.

El Pucela ahoga sus penas ligueras con otra copa más

Las mejores imágenes del Real Valladolid-R.C.D. Mallorca de Copa del Rey

Sergio y el Pucela recuperan la sonrisa

Zorrilla no falla pese al frío y las horas

Una noche inolvidable para ‘Apa’

No hay comentarios