El recuerdo de Jaime Mata

En Clave Blanquivioleta.

FuenteAlvar Salvador
loading...

Parece que fue ayer y es que realmente fue ayer. Aún recuerdo el último gol de Jaime Mata, en el último partido de Liga ante el Numancia, en el partido que servía para aupar al Real Valladolid a la máxima categoría del fútbol español después de cuatro años de travesía por el desierto.

También recuerdo, en una imagen que se me quedó grabada para siempre, como el delantero rompió a llorar como un niño en plena celebración en la Acera de Recoletos, aquel 17 de junio, por su adiós, por dejar una tierra que él y su pareja querían y a la que se habían adaptado a las mil maravillas y en la que había nacido su pequeño.

Mata se marchaba tras firmar por el Getafe mientras la afición le pedía insistentemente que se quedara (al grito de ¡Mata quédate!) pero ya no se podía hacer nada. Tras una temporada mala con un Paco Herrera empeñado en poner a un nueve puro en la banda, el madrileño explotó la temporada pasada con 35 goles que fueron claves para el ascenso pucelano.

NoticiasCyL tuvo la suerte de entrevistar a un futbolista cercano, humilde, de esos que escasean y que hacen grupo, porque Jaime contribuyó notablemente a hacerlo el pasado curso futbolístico en la que sería a la postre una de las claves del conjunto de Sergio González para alcanzar, de nuevo, la máxima categoría del fútbol español.

Quizás si se le diera la opción al ariete de dar marcha atrás, de no haber firmado prácticamente en enero para marcharse al Geta y quedarse en tierras pucelanas, seguiría en Pucela, siendo el estandarte, el nueve, el killer, porque Mata lleva el gol en la sangre.

En una entrevista publicada en el día de ayer en El Norte de Castilla el madrileño aseguraba que “Jamás celebraría un gol contra el Real Valladolid”, esperemos que eso no suceda y que el Getafe de Bordalás se quede a cero el viernes en un partido sumamente importante para los de Sergio González para marcharse al parón con buenas sensaciones.

Mata no está ya en Valladolid pero el cariño y el buen recuerdo que se respiran en la capital del Pisuerga perduran por un jugador que lo dio todo sobre el césped por la camisola blanquivioleta. ¡Gracias por todo, Jaime!.

Las lágrimas de Jaime Mata

Mata: “Queremos estar arriba y que el Real Valladolid ascienda”

No hay comentarios