España mía: ¿Qué están haciendo contigo…?

Santos García Catalán.

Decía la cantante y actriz Ana Belénen su canción: “España camisa blanca de mi esperanza”…

Siempre la esperanza en nuestra España querida. Y la esperanza siempre llega: “Nunca pierdas la esperanza. Las tormentas hacen a la gente más fuerte y nunca duran para siempre”.(Roy T. Bennett). Pero es que nuestras tormentas están durando demasiado. ¿Qué hemos hecho los españoles para merecer esto?

Lo acontecido en los partidos políticos y en algunas instituciones duranteestos últimos años ha desembocado en un maremágnum difícil de entender, o al menos de asimilar. La gente de la calle, el personal de a pie, el normal, no se explica cómo algunos de nuestros políticos y servidores del Estado, a los que hemos votado y en los que hemos depositado nuestra confianza, hayan podido engañarnos de forma tan vil llevándose todo lo que han podido.

Unos y otros. No se libra ni El Tato… Desde lo de mi “henmano”, Roldán y compañía, hasta los “gurtel”, pasando por los sindicatos, las patronales, las cajas y bancos, la realeza, etc.; todos han metido la mano de una forma u otra y nuestra España aguantando el tirón, aunque resintiéndose en su estructura más débil: el pueblo llano. Siempre pagan los mismos!

“En un país bien gobernado, la pobreza es algo de lo que estar avergonzado. En un país mal gobernado, la riqueza es algo de lo que estar avergonzado.” (Confucio).

Ahora se ha dejado de hablar de Cataluña por mor de la irrupción de un nuevo gerifalte que, aupado por fuerzas que odian a nuestra España, cree que en él está la solución de los males que amenazan a nuestro país. Otros vendrán que bueno te harán… Ay las autonomías!!

Y es que la España de las autonomías que creara Suárez en los arranques de nuestra democracia no ha servido casi para nada. Crear autonomías de primera y de segunda sólo ha servido para enfrentar a los españoles. Y ningún partido gobernante en estos 40 años de democracia ha sido capaz de establecer unos parámetros justos para compensar a las regiones más desfavorecidas. Ni lo han intentado.

Todos, pero todos, siempre, han ido cediendo ante las presiones (léase votos) de los más fuertes para que siguieran mamando de la teta Estado y algunos llevándose las dos tetas -léase Pujol, que por cierto sigue sin entrar en prisión-. El Gobierno del ínclito Rajoy (con 134 diputados) ha dejado cierto desorden en Cataluña (y en España) y ahora Sánchez (con 84) pretende resolverlo. Cosas veredes amigo Sancho…

Y los pensionistas a sufrir porque la caja del Pacto de Toledo se ha quedado sin un duro. Pero los políticos no rebajan sus sueldos. No sólo eso, sino que ni intentan adelgazar el excesivo gasto del Estado y sueltan los millones a punta de pala para las autonomías de primera porque avalaron su voto (léase PNV). Y ahora estas, además, piden también, al igual que Cataluña, derecho a decidir…y Navarra…y Baleares. En fin.

Y mientras, las autonomías de segunda con la soga al cuello porque asumieron competencias imposibles de administrar sin las ayudas de papá Estado. Y lo del Ministro de Cultura? Manda huevos que diría Trillo! Al final se impuso la cordura y el fugaz ministro presentó su dimisión forzado por la oposición y los suyos.

Y es que aquí, en nuestra querida España, no dimite ni El Tato (por qué le echarán la culpa de todos los males a “El Tato”, un buen torero de la segunda mitad del siglo XIX quien tuvo la osadía de volver a vestirse de luces, aún a falta de una pierna; lo hizo con una ortopédica).

Y el deporte patrio tampoco se libra de otro ínclito al que lo han cesado por chapucero a dos días del Mundial de Rusia: Julen Lopetegui. Y el Urdanga a punto de ir a talego. Y los ERE de Andalucía siguen su camino, también de la trena…Y Puigdemón libre por Centroeuropa (corazón de la Unión Europea, donde algunos jueces están ninguneando a nuestra España). Menos mal que la Justicia sigue su camino, lento, pero implacable.

“Pero verán cómo la liamos y Lopetegui acaba en la cárcel, Urdangarín de ministro y Máxim Huerta de seleccionador. Esto en una sola mañana es mucho movimiento”. (leído de un tuit que me envía mi amigo y paisano Luis F. Angosto)

Menos mal que nos queda Nadal y nuestro Rey Felipe (que hizo un guiño a los toros). ¡Viva España!, sin complejos.

España es el país más fuerte del mundo, los españoles llevan siglos intentado destruirlo y no lo han conseguido.” (Otto von Bismarck).

No hay comentarios