Un tema capital

CRÓNICA del debate que ha centrado el gran interés el pleno del Ayuntamiento de Valladolid

FuenteIsaac Barrientos
De Santiago-Juárez en su intervención.

Confesión o adorno retórico, José Antonio De Santiago-Juárez ha comenzado su intervención asegurando que había estado tentado esta misma mañana «de retirar la moción» sobre la petición a la Junta para que Valladolid sea reconocida como capital de Castilla y León. Pero no, la moción, anunciada ya en el pasado pleno, ha llegado para satisfacer expectativas de políticos y medios de comunicación ávidos de polémicas sustanciales. Porque este tema tiene el recorrido que tiene en la ciudad a orillas del Pisuerga, pero su reverso suscita tanto o más en otras latitudes de la Comunidad.

El tono socarrón del portavoz del PP era marca de la casa en las Cortes y ya está más que consolidado en el Ayuntamiento en pocos meses. «Que nadie se ponga a analizar mi situación personal, porque sino ponemos un diván aquí y lo hago yo que me conozco mejor», ha pedido a los grupos antes de ceder el turno de palabra para terminar pidiendo al resto de concejales que «digan cuál es la capital de Castilla y León, diganlo alto y claro que no nos van a aplicar el 155; diganlo sin miedo, tienen nueve provincias para elegir, digan una».

Nadie ha recogido su guante, más bien al contrario, cada portavoz aguardaba paciente su momento para desplegar la ristra de ingenios que traía preparados. El concejal de Vox, Javier García, ha emulado a Albert Rivera y su «silencio» en los últimos debates electorales, para arrancar con la mirada en el grupo popular y la mano en la oreja, «quiero escuchar el clamor popular que hay por esta cuestión y no oigo nada».

Con la portavoz de Toma la Palabra, María Sánchez, De Santiago-Juárez ha mantenido un rifirrafe sobre si el Estatuto se ha reformado tres o cuatro veces y cuál era una fuente de información fiable. «Me dice que consulto mucho la Wikipedia, no sé qué tiene contra ella, quizá usted aún consulta la Enciclopedia Álvarez«, ha espetado Sánchez al portavoz popular, al que le ha cambiado la cara con este dardo de la portavoz de Toma la Palabra; muchas veces no es lo mismo emitir el chascarrillo que recibir la pulla.

Pedro Herrero, portavoz del PSOE, también se ha apoyado en la figura de José Antonio de Santiago-Juárez en su intervención, «Valladolid tiene que aspirar a ser en Castilla y León lo que es usted en su grupo municipal, una persona de respeto e influencia sin necesidad de ser el presidente».

El debate se ha extendido mucho más allá de los cinco minutos por intervención que tiene cada grupo. Una doble ronda de testimonios que ya pesaba en la mochila de un pleno que acumulaba cuatro mociones debatidas para entonces. Cuando De Santiago-Juárez ya había duplicado el tiempo que le correspondía, el alcalde, Óscar Puente, ha cortado su última intervención, «entiendo que la moción es capital, pero lleva mucho tiempo hablando».

Tras la sesión, Puente ha reconocido que el acuerdo finalmente apoyado por su grupo y el PP «es algo realista, una opcion más real sobre los problemas de la Comunidad Autónoma y no una cuestión meramente nominal, porque nadie discute que Valladolid es de facto la capital de Castilla y León, otra cosa es que guste».

PSOE y PP aprueban una moción que refleja a Valladolid «como capital»

No hay comentarios

Dejar respuesta