Un camino más seguro para ir al cole

En el CEIP María Teresa Íñigo de Toro

FuenteEuropa Press
Imagen: Ayuntamiento de Valladolid

El Ayuntamiento de Valladolid ejecuta obras para mejorar la seguridad peatonal y vial en el entorno del CEIP María Teresa Íñigo de Toro, con la mejora de itinerarios peatonales, nuevos pasos de cebra y medidas para evitar los excesos de velocidad.

El Concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, junto a los técnicos municipales, han visitado en la mañana de este jueves las obras que se están ejecutando en el entorno del CEIP María Teresa Iñigo de Toro, en las calles Morena y Maternidad, vinculadas al proyecto ‘Camino Escolar Seguro’.

El edil, junto a los técnicos municipales también han mantenido una reunión con el equipo directivo del Colegio, con el objetivo de analizar las obras que se ejecutan actualmente, así como impulsar proyecto del Camino Escolar Seguro en el Centro.

Se trata de una actuación enfocada a la mejora de la seguridad vial, en particular la peatonal y muy especialmente la de la población escolar que acude al citado colegio.

Los principales asuntos que se pretende solucionar son facilitar los itinerarios peatonales, mejorar la accesibilidad en los accesos al colegio, forzar de un modo más eficaz la moderación de la velocidad del tráfico, e impedir en lo posible las continuas infracciones de los conductores «padres y madres que aparcan indiscriminadamente en el entorno de la intersección de dichas calles».

Para ello, han explicado, se han reducido «a lo imprescindible las enormes dimensiones» de la calzada en la intersección, con lo que las aceras han ganado anchura en espacios que ya estaban excluidos al tráfico por la señalización horizontal que no era respetada.

En primer lugar, esto ha permitido colocar el paso de peatones en las inmediaciones del cruce de las calles Maternidad y Morena, con mucha menor longitud para el peatón y en el itinerario adecuado.

Por otro lado, esto se completa con un nuevo paso de peatones en la intersección de las calles Familia y Maternidad, lo que dota asimismo de seguridad a los escolares que acceden desde el Barrio de Girón por la otra acera.

En segundo lugar, se ha mejorado la accesibilidad al propio colegio y de su acera frontal, para lo que se han eliminado los dos accesos antiguos pensados para vehículos en vez de para peatones, y se ha dado continuidad y prioridad a la acera. Asimismo, se incorporan las correspondientes ‘orejas’ o plataformas para estrechar la longitud de cruce en los pasos de peatones de la calle Morena.

También se señalizará un nuevo paso de peatones en esta calle, para conectar el viario peatonal existente entre la urbanización Antares y el parque jardín del CEIP María Teresa Iñigo de Toro con las viviendas del otro lado de la calle.

En tercer lugar, la reducción de los radios de giro en la intersección conseguirá una reducción real de la velocidad de los vehículos en dichas curvas, lo que según el Ayuntamiento «resulta muy necesario teniendo en cuenta que el tráfico procedente de la calle Morena no viene precisamente a una velocidad moderada».

La experiencia, según el comunicado, indica que la señalización como ‘Zona 30’ no era suficiente.

En cuarto lugar, se trata de impedir físicamente el aparcamiento indebido en el entorno de la intersección, ya que la mera señalización horizontal y vertical no conseguía evitar «en particular el aparcamiento masivo y desordenado a las horas de entrada y salida de los alumnos».

Según el Ayuntamiento «no se eliminan plazas de aparcamiento», puesto que las zonas que ahora se ocupan con ensanche de aceras ya tenían prohibido el estacionamiento tanto por la propia señalización «como por la mera aplicación del código de circulación».

Por último, las mismas fuentes han indicado que se va a aprovechar la intervención para realizar otra serie de reparaciones y actuaciones de mantenimiento ordinario en la calle Morena, incluida la eliminación de una serie de rebajes de acera antiguos y no coincidentes con pasos de peatones.

No hay comentarios

Dejar respuesta