El Ayuntamiento de Valladolid cierra al público la perrera por «vómitos y decaimiento» de los animales

FuenteEuropa Press
Imagen: Europa Press

El Ayuntamiento de Valladolid ha restringido el acceso al Centro Canino Municipal por la propagación de enfermedades entre los animales y la Asociación de Voluntariado Animal (Volanvall) ha apuntado a que estos contagios se pueden producir no solo porque los voluntarios toquen a los animales, sino también debido a la «falta de higiene» y «atención», pues los canes se encuentran «horas junto sus excrementos» durante las tardes y fines de semana, entre otras posibles «causas».

Así lo ha indicado a Europa Press una de las voluntarias y coordinadora de la Asociación Animalista Libera! Castilla y León, Nuria Nieto, en respuesta a un comunicado del Ayuntamiento de Valladolid, que la asociación entiende como una «acusación», ya que a su juicio, este apuntaba que la propagación se ha producido desde el pasado día 12 de agosto, cuando observaron un «número significativo» de animales que presentaban «vómitos y decaimiento», por lo que a advirtieron a los visitantes «que no tocaran a estos animales» y así evitar la propagación.

«Ante la propagación a otros perros mediante contagio del proceso mencionado, se ha hecho necesario tomar las medidas pertinentes de control y aislamiento, para impedir los mecanismos de transmisión, de acuerdo con las indicaciones de Sanidad Animal, las cuales pasan por la restricción de visitas que, junto con la vigilancia veterinaria instaurada, permitan la recuperación total de los animales», ha precisado el Ayuntamiento en este aspecto.

Por su parte, los voluntarios que acuden habitualmente a la perrera creen, como ha señalado Nieto, que se trata de una medida para «impedir» que ellos entren y «cuenten todo lo que ven», lo que, en su opinión, podría producirse como respuesta a sus «críticas» al servicio para que se convierta en una «verdadero centro de protección animal».

«Esto no es culpa de cinco voluntarios que acuden al centro pocas horas a la semana y acarician las cabezas de los perros tras las rejas, también se debe a la falta de higiene y a la falta de formación en protección animal», ha destacado Nieto, para precisar que reconoce que esta situación se puede dar por el contacto con los visitantes, pero también porque los animales conviven desde las 15.00 horas hasta las 08.00 horas del día siguiente «junto a sus excrementos», puesto que durante ese horario carecen de servicios y atención.

En este sentido, ha añadido que otra de las posibles causas también podría ser el agua que queda «estancada» en los cheniles de los canes, que se limpian «a manguerazos», porque así «también se propagan enfermedades»; que algunos perros pueden tener contacto, como olerse o lamerse, a través de las rejas comunes de sus espacios o que los operarios del centro utilicen los «mismos guantes con los que recogen las cacas» para «tocar a los canes, limpiar y ponerles la comida».

Todo ello se suma, como ha agregado Nieto, a que se tratan de unas instalaciones donde «viven» y «se mantienen» varios animales y «lo normal» es que haya enfermedades, una cuestión que se tendría que prevenir con un tratamiento veterinario y limpieza «constantes», lo cual «no puede ser» porque hay «pocos operarios» y «horarios de atención», como ha lamentado.

Falta de horarios de atención

«Con tanta alarma que se ha creado, nos preguntamos si hay alguien este fin de semana cuidando de estos animales enfermos», ha cuestionado, para recordar que los perros y gatos del centro permanecen solos no únicamente las tardes de los días de diario, sino también de las 15.00 horas del viernes a las 08.00 del próximo lunes los fines de semana y, además, carecen de atención en las jornadas festivas.

En este sentido, ha reiterado la predisposición de los voluntarios para ayudar en la atención a los animales en esta falta de horarios y ha asegurado que si hay animales que se encuentran enfermos se les avise y «no se tocará», así como ha insistido en que esta restricción es «una tomadura de pelo».

Igualmente, Nieto ha informado de que tras conocer que no se permitía la entrada al centro, los voluntarios pidieron al concejal de Salud Pública y Seguridad Ciudadana, José Antonio Otero, un «informe» de lo que les sucedía a los animales. «No hemos tenido respuesta, solo ha contestado a un comentario de Twitter de un ciudadano indicando que la información se encontraba en la página web del Ayuntamiento, lo cual es falso», ha relatado.

La voluntaria y responsable de Libera! ha ahondado en que esta restricción impide que se puedan promocionar las adopciones de los animales que se encuentran en la perrera vallisoletana a través de su página de Facebook –Animales en Perrera.Va.–, que «ayuda a que el centro sea de protección y adopción» porque ha facilitado que «muchos» canes y gatos encuentren un hogar y se conozca «a dónde van».

Transparencia

«Vamos a seguir denunciando las carencias de un servicio que gestiona vidas y lucharemos porque la protección de los animales sea real», ha apostillado, para criticar que además los encargados del servicio hablen del centro como «si fuese un almacén» e insistir en que la «razón» de la actual situación es «evitar la entrada de los voluntarios y sus críticas».

En este aspecto, ha advertido de que se «están haciendo las cosas rematadamente mal». «Nos ha costado años sacar la ordenanza de protección animal adelante y conseguir transparencia», ha lamentado, para rememorar que durante la anterior legislatura la encargada del servicio, María Sánchez, entonces concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, «al menos se sentaba a hablar con ellos» sobre la situación, mientras el actual edil responsable no les responde.

Por último, Nieto ha reiterado la predisposición de Volanvall por llevar a cabo un voluntariado en las instalaciones y ha subrayado que este centro es un lugar público «al que se tiene que poder entrar».

Por otro lado, el Consistorio ha adelantado que tras este episodio se «sentarán las bases para regular el voluntariado» y de ese modo «evitar que se pueda repetir otro proceso de características similares», así como ha incidido en que el centro estará abierto para otras gestiones de 11.00 a 13.30 horas y se puede consultar y pedir información en los teléfonos 983 472004 o 983 426828.

No hay comentarios

Dejar respuesta