Alquileres un 30% más bajos con el programa para viviendas vacías

Con un máximo de 5 euros por metro cuadrado

FuenteEuropa Press
Saravia y Puente (foto: Ayuntamiento de Valladolid)

El concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, espera que la firma del contrato del programa de fomento del alquiler de viviendas vacías (ALVA) agilice la formalización de alquileres, se han firmado doce por el momento, con unos precios que se sitúan aproximadamente un 30 por ciento por debajo de los de mercado libre, con un máximo de 5 euros por metro cuadrado.

El edil de Valladolid Toma la Palabra ha ofrecido una rueda de prensa este jueves para explicar la situación actual de esta iniciativa tras la firma por su parte y también por la del alcalde, Óscar Puente, del acuerdo por el cual el Ayuntamiento incrementa su aportación de fondos a la Sociedad Municipal de Vivienda para llevar a cabo el programa, que ya cuenta con un presupuesto de 230.000 euros para 2019.

Saravia ha explicado que por el momento se han firmado 12 contratos de alquiler con propietarios, mientras que el número de viviendas incluidas en el programa es de algo más de 50 y la cifra de demandantes es ya de 132.

Las viviendas incluidas por ahora se encuentran repartidas sobre todo por la zona este, mientras que Saravia observa que en la zona centro «parece que la gente espera a tener más ventajas» para el alquiler. Tampoco se ofrecen pisos en Villa del Prado y Huerta del Rey, pero sí alguno en Parquesol y Covaresa. También se dispone de varios en las proximidades del paseo de Zorrilla.

Con la firma del contrato-programa, espera que se agilice la formalización de alquileres y, de hecho, este mismo mediodía está prevista la firma de la cesión de un piso, situado en la zona de Puente Colgante, al programa ALVA y el sucesivo contrato de alquiler al nuevo inquilino.

Manuel Saravia ha destacado que el programa conlleva ventajas tanto para los propietarios de los inmuebles, como para los inquilinos y para la ciudad en general. En primer lugar, ha destacado que se ha establecido un nivel máximo de renta anual de 22.000 euros por unidad familiar, por lo que se dirige a personas de un sector de ingresos bajos o con problemas de acceso a la vivienda, y que se estableció un límite de precio de 5 euros por metro cuadrado, aunque con algunos criterios que reducen esa cantidad si el inmueble carece de ciertas comodidades como ascensor o calefacción, y con un tope de 450 euros.

El concejal ha explicado que VIVA lleva a cabo un procedimiento de ‘testigo’ en los distintos barrios para comprobar los precios medios de los alquileres en el mercado libre, que oscilan entre los 6,29 euros por metro cuadrado de Pajarillos y los 8,77 de la zona de Zorrilla-Plaza de Toros.

De esta manera, Saravia ha destacado que el precio máximo que ofrece el Programa ALVA a los inquilinos es «muy ventajoso», en torno a un 30 por ciento menos que los de mercado libre.

En esos ‘testigos’ se observa que el precio de los alquileres en Valladolid está al alza y Saravia ha aprovechado para reclamar que «es obvio» que hace falta regular el precio de los alquileres. Pero mientras tanto el Ayuntamiento puede facilitar el arrendamiento a un determinado sector de la población que tiene necesidades de vivienda.

Diferencias con el alquiler social

Eso sí, el concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda ha recordado que este programa es diferente al denominado como de ‘Viviendas Blancas’, destinado al alquiler social para personas con ingresos muy bajos y que dispone de unos 150 inmuebles que han sido adquiridos por el Consistorio en los últimos dos años. Saravia ha recalcado que en ese caso se ofrecen precios más reducidos.

Las viviendas objeto tienen que estar vacías desde hace al menos seis meses y se establecen una serie de beneficios y garantías tanto para el arrendador como para el arrendatario.

El propietario cobra puntualmente la renta, se incluye un seguro multirriesgo, una subvención equivalente al 50 por ciento del IBI, el certificado de eficiencia energética gratuito y la devolución de la vivienda en buenas condiciones.

Manuel Saravia ha explicado que aproximadamente el 80 por ciento de los propietarios que han mostrado su interés en ofrecer sus viviendas a través del programa ha tenido «malas experiencias» en arrendamientos anteriores, como impagos o deterioro de los inmuebles.

El programa ALVA de fomento al alquiler de viviendas vacías comenzó a rodar a finales de 2018 en Valladolid a través de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda, VIVA, dependiente de la Concejalía de Urbanismo bajo la dirección de Manuel Saravia pero como él mismo ha explicado, diversas modificaciones legislativas de la Ley de Arrendamientos Urbanos motivaron la paralización del programa, sobre todo debido a que la duración de los contratos de cesión –entre el propietario y la Administración–, que ha pasado de tres a siete años.

No hay comentarios

Dejar respuesta