Stop al alcohol y las drogas al volante en Valladolid

Del 3 al 9 de junio nueva campaña especial de la Policía de Valladolid

FuenteEuropa Press
Policía Municipal de Valladolid / EP
loading...

La Policía Municipal de Valladolid se sumará entre este lunes, 3 de junio, y el domingo 9 a la campaña que la Dirección General de Tráfico va a llevar a cabo para intensificar la vigilancia para prevenir el consumo de alcohol y drogas al volante.

Según ha informado el cuerpo, la campaña tiene «especial importancia e incidencia» en las zonas urbanas donde estos consumos son más frecuentes por la existencia de multitud de locales de ocio, que actúan como reclamo para los conductores, sobre todo los más jóvenes.

Por eso, a los ya habituales controles preventivos que realiza la Policía Municipal, se realizarán controles por toda la ciudad las 24 horas del día de una forma discrecional mientras dure esta campaña.

Es objetivo prioritario de esta campaña, según las mismas fuentes, tratar de conseguir bajar del uno por ciento los positivos de alcoholemia en los controles preventivos aleatorios.

Como recuerda la Policía, el alcohol está presente como factor concurrente o desencadenante en un tercio de los accidentes mortales. Su presencia en la conducción, dependiendo de su tasa, multiplica entre dos y 15 el riesgo de sufrir un accidente. «No sólo está relacionado con una mayor accidentalidad sino que también repercute en una mayor mortalidad, al ser un factor vinculado con un peor pronóstico en las lesiones sufridas», subraya.

Por lo que se refiere a las sustancias psicoactivas como el cannabis (THC), la cocaína, las anfetaminas y las metanfetaminas –las más frecuentemente halladas–, su consumo simultáneo es «de extremo riesgo vial» y, sin embargo, «comparativamente frecuente en España».

Furgonetas

Además, dentro de los distintos grupos de usuarios de vehículos, se pondrá «especial énfasis» en el control de los conductores de furgonetas, cuyo tráfico en determinadas rutas y horarios está sufriendo un notable incremento, para asegurar de esta manera que este tipo de vehículos, que se dedican en un número importante al transporte de paquetería, desarrollen su actividad bajo los mismos parámetros de seguridad y control que el resto de usuarios y vehículos.

Con independencia del efecto sobre los conductores, el alcohol supone también un riesgo para los peatones, como usuario de la vía que comparte con los demás el espacio público, fundamentalmente en zona urbana, lo que hace que la participación de todos los Ayuntamientos en la presente Campaña Especial tenga una importancia extraordinaria.

Después de la modificación de la Ley de Seguridad Vial, cuya entrada en vigor se produjo el 9 de mayo de 2014, se prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo del conductor, quedando excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica. Esta infracción administrativa está castigada con una sanción de 1.000 euros y la detracción de seis puntos.

Por lo que se refiere al alcohol, se mantiene en 500 euros y la detracción de cuatro a seis puntos la infracción por conducir con tasas de alcohol superiores a las establecidas. Además, serán sancionados con 1.000 euros de multa aquellos conductores reincidentes, es decir, que ya hubieran sido sancionados en el año inmediatamente anterior por el mismo motivo; así como para aquellos conductores que circulen con una tasa que supere el doble de la permitida.

Otro de los preceptos que entró en vigor es la obligación que tienen no sólo los conductores, sino todos los usuarios de la vía, de someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas, cuando se hallen implicados en un accidente de tráfico o hayan cometido una infracción.

Lo que no cambió es la conducción bajo la influencia de drogas o alcohol, cuya vía es penal, tal y como se recoge en el artículo 379.2 del Código Penal.

Desde el punto de vista administrativo se castigará la mera presencia de drogas en el organismo del conductor, de las que quedarán excluidas aquellas substancias que se consuman bajo prescripción facultativa y con una finalidad rehabilitadora, dejando para el tipo penal previsto en el artículo 379.2 la sanción por la conducción bajo la influencia de drogas.

Permiso por puntos 

En cuanto al permiso por puntos, para tasas de más de 0,50 miligramos por litro de aire espirado para conductores en general o más de 0,30 para profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad, se restarán seis puntos.

Para tasas superiores a 0,25 y hasta 0,50 (profesionales y titulares de permisos de conducción con menos de dos años de antigüedad más de 0,15 hasta 0,30), se restarán cuatro puntos.

También se penaliza con la pérdida de seis puntos el incumplimiento de la obligación de someterse a las pruebas de alcoholemia. Por último, la presencia de drogas en el organismo llevará aparejada igualmente una detracción de seis puntos.

Compartir
Artículo anteriorHerido en la espalda cuando aterrizaba con su parapente
Artículo siguienteUn tren con mucho alimento
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios